Museo de Historia del Arte de Viena – Kunsthistorisches Museum

1509

En la primera parte sobre los museos de Viena, te contamos cuáles son los principales museos y qué obras podés ver en ellos. En esta segunda parte nos vamos a enfocar en todo lo que tenés que ver en el Museo de Historia del Arte de Viena. Qué hay en el interior y cuáles son las obras principales que vas a ver en la colección.

  • Para ver todo el recorrido por la capital austriaca te recomiendo que veas Viena en 3 días.
  • Si querés hospedarte en el barrio de los museos podés mirar el hotel Admiral, que está justo enfrente y tiene un muy cómodo acceso.
  • Otro de los hoteles que te recomendamos es el Hotel Pension Museum también muy cerca del barrio de los museos y del Kunsthistorisches Museum de Viena.

Qué ver en el Museo de Historia del Arte de Viena: La colección

Para contarte lo que tenés que ver en el Museo de Historia del Arte de Viena vamos a ir recorriendo los distintos pisos del museo.

La colección está distribuida entre los tres pisos del edificio. Esta incluye obras que van desde la Antigüedad de Egipto y Grecia hasta fines del siglo XVIII.

Empezamos de arriba hacia abajo:

2° PISO – Gabinete de numismática

En el 2° piso vas a poder ver objetos y una importante colección de monedas y medallas.

1° PISO – La pinacoteca 

Esta es la parte más interesante y donde está la mayor parte de las obras que tenés que ver en el Kunsthistorisches Museum de Viena.

En las salas I-VII y en los gabinetes 1-13, se exponen obras de pintura italiana, española y francesa.

Pintura italiana – Qué ver en el Museo de Historia del Arte de Viena

La colección de pintura italiana incluye obras de Tiziano, Bellini, Mantegna, Rafael, Correggio, Parmigianino, Carracci y Caravaggio, entre muchos otros.

Museo de Historia del Arte de Viena

Entre las obras de Parmigianino (en el gabinete 3) vas a ver el “Autorretrato” realizado entre 1523 y 1524. Es decir, cuando el artista tenía 20 de edad.

Lo primero que te va a llamar la atención de esta obra es su reducido tamaño. Tiene solo 24 cm de diámetro.

El pequeño formato se debe a que la obra era utilizada como tarjeta de presentación, para mostrar sus habilidades a los posibles compradores.

Para esto, el artista se representó a sí mismo frente a un espejo cóncavo, incluyendo su mano agrandada y deformada por la perspectiva.

 

Pintura española – Qué ver en el Museo de Historia del Arte de Viena

Entre las obras españolas hay algunos retratos de Velázquez (gabinete 10), como el “Retrato del príncipe Felipe Próspero”.

Este retrato fue realizado en 1659. Representa al enfermizo infante -que murió a los 4 años de edad-, con amuletos entre su vestimenta para darle protección.

Pintura nórdica – Qué ver en el Museo de Historia del Arte de Viena

Entre todo lo que tenés que ver en el Museo de Historia del Arte de Viena, están las obras de arte nórdico. Hay muchas, ya que formaban parte de la colección de los Emperadores.

En las salas IX-XV y en los gabinetes 14-24 tenés las pinturas holandesas, flamencas y alemanas.

La sala IX tiene además obras del artista milanés Giuseppe Arcimboldo.

Famoso por sus retratos realizados con flores, frutos y otros objetos. También tenés obras del flamenco Bartholomeus Spranger.

Museo de Historia del Arte de Viena

Los dos artistas, junto con Joseph Heintz y Hans van Aachen, fueron pintores de corte.

Trabajaron tanto para Maximiliano II, como para su hijo Rodolfo II, primero en Viena y luego en la corte de Praga.

Museo de Historia del Arte de Viena

En la sala X, se exponen obras de Pieter Bruegel, el Viejo y Pieter Aertsen, entre ellas la famosa “Torre de Babel” y la “Boda campesina” realizada por Bruegel en 1560.

 

El Arte de la Pintura de Johannes Vermeer

En el gabinete 18 está una de las obras más famosas de Johannes Vermeer: “El arte de la pintura”. Una de las obras más importantes que tenés que ver en el Museo de Historia del Arte de Viena.

Museo de Historia del Arte de Viena

Detrás de una pesada cortina se ve al artista de espaldas, pintando a Clío -la musa de la historia- posando delante con un mapa que cuelga de la pared del fondo.

 

Rubens – que ver en el Museo de Historia del Arte de Viena

El museo tiene también algunas obras de los principales artistas nórdicos del siglo XVII. Como van Dick, Rembrandt y especialmente Rubens.

De Rubens podés ver, por ejemplo, el retrato de Helena Fourment, su segunda esposa. Está posando en una postura similar a las Venus púdicas de la antigüedad. Tapando el desnudo con sus brazos y con un manto de piel oscura.

La Sala VIII se reserva usualmente para las exposiciones temporales.

Si querés, podés consultar el cronograma de exposiciones.

Cómo en otros museos, acá también podes encontrarte con artistas que hacen sus propias versiones de las obras que se exponen en el museo.

0.5° PISO – Kunstkammer Viena – Qué ver en el Museo de Historia del Arte de Viena

Colección de antigüedades grecorromanas – Colección Egipcio-Oriental

Finalmente, en el entrepiso está la colección de esculturas y objetos de la Antigüedad. También vas a ver objetos preciosos que pertenecían a la kunstkammer o “sala de curiosidades”. Este era el lugar donde los emperadores guardaban sus colecciones.

El “salero” de Cellini – Qué ver en el Museo de Historia del Arte de Viena

Es verdad que los objetos no llaman tanto la atención como las pinturas.

Pero te recomendamos que pases especialmente por la sala XXIX, donde está la “Saliera” hecha por Benvenuto Cellini. 

Este es uno de los objetos que tenés que ver en el Museo de Historia del Arte de Viena.

Cellini lo realizó cuando trabajaba en Fontainebleau para el rey Francisco I de Francia. Y era un regalo para el rey Carlos IX.

Si te fijás en los carteles del museo, éste es el objeto más publicitado. Sin embargo es poca la gente que se acerca a verlo.

Este salero es el único trabajo de orfebrería que sobrevivió de todos los realizados por Cellini. Todos los demás fueron fundidos para utilizar los metales preciosos.

Mide 40 centímetros, así que es un salero bastante grande. La base está hecha de madera de ébano esmaltada.

Sobre esta superficie está la figura de la tierra, una mujer en una pose elegante que cruza sus piernas. Se conecta con la figura masculina, Neptuno, el dios del mar que sostiene un tridente.

Al lado del mar, hay un recipiente ovalado con forma de nave para contener la sal. Al lado de la tierra un templete jónico donde se guardaba la pimienta.

Las figuras están sentadas sobre animales marinos y terrestres. Todo esto realizado en oro.

Podés comprar la entrada online, o consultar precios y horarios.