Qué ver en Tivoli en un día – Escapadas desde Roma

2573

Tivoli es conocida principalmente por la Villa Adriana y la Villa d´Este. Pero esta ciudad, ubicada a orillas del río Aniene, tiene también un interesante casco histórico que podés visitar en una tarde. Por eso te proponemos este recorrido con todo lo que tenés que ver en Tivoli en un día y que podés hacer en una escapada desde Roma.

Cómo llegar a Tivoli desde Roma

Tivoli está a sólo 30 kilómetros de Roma.

Una forma rápida para llegar es en tren, que tarda poco más de media hora.

Podés salir desde la estación Termini o desde Roma Tiburtina.

Para ir a la ciudad tenés que comprar el boleto para Tivoli (no Bagni di Tivoli).

Si querés comprar el pasaje por adelantado, podés hacerlo desde la web de Trenitalia, pero, como es un boleto local, no vas a tener problemas en comprarlo directamente allá antes de ir.

Recordá que los boletos que compras allá los tenés que validar antes de subir al tren.

¿Vas a quedarte más tiempo en Tivoli y necesitás un hotel? Te recomendamos el B&B Il Giardino, ubicado en un entorno inigualable. 

Qué ver en Tívoli en un día

Una vez que llegás a la estación de Tívoli, podés seguir por la Via Sant´Agnese y cruzar el Ponte Gregoriano que atraviesa el río Aniene.

Villa Gregoriana

La Villa Gregoriana es uno de los lugares que tenés que ver en Tívoli en un día. Es la primera vista que tenés apenas salís de la estación.

Es un gran parque con bosques, ruinas antiguas, cuevas y cascadas.

Qué ver en Tivoli en un día

Este parque fue iniciado a mediados del siglo XIX para contener las inundaciones del río Aniene.

El papa Gregorio XVI encargó un trabajo de ingeniería para canalizar las aguas, que dieron origen a las grandes cascadas del río.

En este terreno elevado estaba también la antigua villa romana del cónsul Manlio Vopisco, de la que aún quedan restos.

Junto a la Villa Gregoriana hay otros edificios de la Antigüedad que tenés que ver en Tívoli, como el Templo de Vesta y el Templo de la Sibila.

Templo circular de Vesta

Las ruinas de este templo romano del Siglo I están ubicadas sobre una terraza que mira hacia el valle donde está el río Aniene.

Toda la zona era la antigua acrópolis tiburtina donde los romanos tenían sus templos dedicados a los dioses.

Qué ver en Tivoli en un día

El Templo de Vesta está dedicado a la diosa virgen del hogar y sirvió de inspiración para los edificios neo-clásicos del siglo XIX.

El mismo edificio fue recreado por Bramante en el Tempietto de San Pietro in Montorio, que el arquitecto realizó en Roma.

Al lado del templo circular está el Templo de la Sibila.

Es un edificio rectangular que, durante la Edad Media, fue transformado en iglesia cristiana.

Durante la época romana fue probablemente dedicado a Tiburnus, el fundador de la ciudad.

Casco Histórico – qué ver en Tivoli en un día

El Casco Histórico es uno de los imperdibles que tenés que ver en Tivoli en 1 día.

Para llegar, tenés que bajar por la vía della Sibilla hasta la Piazza Rivarola. 

Desde ahí podés continuar por la via S. Valerio.

A través de esta callecita estrecha vas a pasar por los vincoli.

Estos son pasajes muy angostos que comunican las calles del barrio medieval.

Qué ver en Tivoli en un día

Caminando por la via della Sibilla vas a encontrar también algunas edícolas votivas.

Muchas tienen la representación de la Madonna con el Niño y adornan los muros de los edificios.

Qué ver en Tívoli

Podés ver una de ellas en la esquina de la Via San Paolo.

Esta al lado de la pizzería I 3 Porcellini donde podés parar a comer una pizza.

Duomo de San Lorenzo

Siguiendo por la via San Valerio vas a llegar a la Catedral de Tívoli, otro de los edificios que tenés que ver en Tívoli e un día.

La leyenda dice que la iglesia fue construida por el propio emperador Constantino, después del Edicto de Tolerancia del año 313. 

El edificio actual se construyó sobre la antigua basílica del foro romano de Tibur.

Pero fue reformado en la Edad Media y luego durante el siglo XVII. Por eso combina la arquitectura románica con la barroca.

Desde el exterior, domina la vista del campanario románico de 45 metros de altura.

En el interior hay varias obras de arte, como el Tríptico del Salvador, del siglo XII.

Piazza Giuseppe Garibaldi

La plaza Garibaldi es el centro del casco antiguo. No tiene en realidad mucho para ver pero sí tenés un lindo mirador hacia los alrededores de la ciudad.

Qué ver en Tívoli

En el centro de esta plaza hay dos espejos de agua. Estos están unidos por una escultura monumental en forma de arco, que fue realizada en el año 2009. 

Estos espejos de agua se relacionan con los estanques de la Villa d´Este que está muy cerca.

Fueron realizados cuando la villa pasó a formar parte del Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco.

Villa d´Este

Además de ruinas antiguas y calles medievales, en Tívoli podés visitar la impresionante Villa d’Este. 

Las villas italianas eran construcciones para los papas y para las grandes familias gobernantes.

Principalmente eran lugares de descanso y esparcimiento.

Combinan la construcción arquitectónica con un extenso jardín con ninfeos, grutas, esculturas y fuentes.

Esta villa fue construida por el cardenal de Ferrara Ippolito II d´Este, hijo de Lucrecia Borgia, en 1556.  

Originariamente se entraba por la zona del parque. El visitante iba subiendo hasta llegar al edificio.

Una particularidad de esta villa es que cree que en la entrada había autómatas que mojaban a los visitantes cuando ingresaban a la villa.

Porque estos no eran lugares «serios» sino sitios para el juego y el entretenimiento. Y además porque, como vas a ver, la protagonista principal de este lugar es el agua.

En la actualidad se ingresa directamente por el edificio y desde ahí se sale al parque.

Qué ver en Tívoli

El interior está completamente cubierto con grutescos antiguos y frescos que representan paisajes.

Pero, si bien el interior es muy lindo, lo más impactante está en el exterior.

El terreno va subiendo hasta llegar al edificio.

Y a medida que lo recorras vas a encontrar muchísimas plantas, estanques con peces y muchas fuentes.

Todos los elementos del jardín van contando la historia mítica de Hércules, ya que la familia d´Este creía que descendían de él. 

Es así como en cada rincón del jardín, vas a encontrar algo interesante para ver.

La Rometta

La Rometta es una reconstrucción en miniatura de las siete colinas de Roma, con algunos edificios y monumentos que recuerdan a la antigüedad.

Podes ver a la Loba Capitolina, el Anfiteatro Romano y algunas ruinas. 

Qué ver en Tívoli

Está ubicada en el lado de la villa que mira hacia la ciudad de Roma.

Las 100 fuentes

Las 100 fuentes están formadas por mascarones con chorros de agua.

Por encima hay también pequeñas cascadas y otras fuentes que arrojan agua en distintos sentidos.

Este camino recto es uno de los ejes transversales de la Villa, y une la Rometta con la Fuente Oval.

La fuente Oval

Está formada por una cascada circular y en la parte superior tiene una figura femenina que se asocia con el Templo de la Sibila.

Igual que la Rometta que se proyecta hacia Roma, esta fuente está en el otro extremo de la Villa y se proyecta hacia el templo de la Sibila de Tívoli.

Los estanques

En otro de los caminos transversales están estos tres estanques con peces. Y delante de los estanques está la fuente de Neptuno.

La fuente del órgano

Delante de la fuente de Neptuno, está la más imponente: la Fuente del Órgano.

Qué ver en Tivoli en 1 día

Esta fuente es además un órgano hidráulico que suena gracias a su mecanismo impulsado por el agua.

 

Si vas en verano vas a poder escucharlo a distintas horas del día.

Hay muchísimas más fuentes y esculturas que completan el jardín. Está también la Fuente de los dragones, que domina el eje central del jardín, delante del edificio.

La Villa d´Este es un lugar imperdible, que tenés que ver en Tivoli en un día.

Especialmente si vas en verano para pasar una tarde recorriendo este impresionante jardín lleno de sorpresas.

Si te gustan este tipo de construcciones, en Roma podes visitar la Villa GiuliaEs un lugar muy lindo, aunque no es tan impresionante como esta.

Otros edificios que tenes que ver en Tivoli en un día

Si después de pasear por la Villa querés seguir recorriendo Tívoli, podés pasar por la Iglesia Santa Maria Maggiore, el anfiteatro di Bleso y la Fontana di Gema.

Todos estos edificios los podés ver regresando a la estación de tren.

La Villa Adriana

Si tenés más tiempo o vas a estar más de un día, podrías ir también a la Villa Adriana.

Esta es una de las villas de la Antigüedad que inspiraron a las villas renacentistas, como la Villa Giulia y la Villa d´Este.

Queda en las afueras de Tívoli, un poco alejada del Centro Histórico.

Desde la estación de Tívoli podés tomar el bus N° 4 de la línea CAT. Lo podés tomar en la Viale Roma antes de cruzar el puente Gregoriano. 

Si vas desde la Villa D´Este, el mismo bus pasa por la Piazza Garibaldi.

Te deja a 300 metros de la Villa.

Visitar Tívoli es una buena opción para pasar un día en contacto con la naturaleza y escaparle a la aglomeración de turistas.