Viena en 3 días. Guía con mapas de recorrido para tres días

2527

Viena es una de las ciudades más lindas y prolijas de Europa.  Cuna de la música clásica, aún mantiene su impronta de capital imperial. Si viajás por primera vez, o querés conocer más de esta ciudad te proponemos este recorrido por Viena en 3 días.

El primer día está organizado alrededor del centro histórico visitando los edificios más importantes.

Durante el segundo día destinamos un tiempo para visitar algunos de los muchos museos que tiene la ciudad y  recorrer lugares más alejados del centro.

Estos dos primeros días los podés hacer a pie. Para el tercer día, que incluye el palacio del Belvedere y el de Schönbrunn , te va a convenir usar el metro.

Si querés entrar en clima antes de viajar, te recomiendo que veas “Antes del amanecer”. Toda la película se centra alrededor de la capital austríaca y los protagonistas recorren los principales lugares de la ciudad.

Recorrido por Viena en 3 días

 

Día 1 – Viena en 3 días

Palacio de Hofburg – Imperdible de Viena en 3 días

Uno de los principales lugares que podés visitar en Viena en 3 días es el Palacio Imperial de Hofburg. Esta fue la residencia de la realeza austriaca, especialmente de los Habsburgo y de la famosa emperatriz Sissi. 

Es uno de los lugares más visitados y representativos de la ciudad. 

Viena en 3 días

Dentro de este palacio vas a poder ver los aposentos reales, el museo Sissi, dedicado a la emperatríz, la platería usada por los emperadores y todo lo relacionado con la vida de los emperadores.

Podés realizar una visita guiada y conocer la historia de esta importante dinastía europea.

Si querés saber más podés entrar a la web del palacio de Hofburg y comprar las entradas. 

Biblioteca Nacional de Austria

Junto al Palacio de Hofburg está la Biblioteca Nacional de Austria, una de las más importantes del mundo. 

Dentro de esta construcción barroca, con pinturas y mármoles, se guardan millones de libros y documentos. Una parte perteneciente a la antigua biblioteca de los Habsburgo. 

Burggarten

Viena tiene muchos parques y jardines públicos, muy prolijos y bien cuidados. Uno de ellos es el Burggarten, que está detrás del palacio Hofburg.

Los jardines fueron construidos por los Habsburgo en el lugar donde se encontraba la antigua muralla.

Dentro de estos jardines hay un invernadero de estilo Art Nouveau  y el centro del parque se destaca el monumento a Mozart.

A diferencia del Volksgarten, que estaba destinado al pueblo, el Burggarten era privado, para uso del emperador.

Museo Albertina

Además de parques, la capital austríaca tiene varios museos. Si querés verlos te recomiendo que leas los museos de Viena.

Uno de los museos que podés visitar en Viena en 3 días es la Albertina, ubicado en un antiguo palacio. 

Acá vas a encontrar obras de arte moderno y contemporáneo.

También tiene una gran cantidad de dibujos y grabados, entre los que se estacan especialmente los de Durero. 

Cripta imperial de Viena

Muy cerca de la Albertina está la iglesia barroca de los Capuchinos, y debajo de esta iglesia está la cripta imperial. 

Este es el lugar de descanso de la realeza donde vas a encontrar más de 150 sarcófagos.

Están el de Sissi y el emperador Francisco José, el del emperador Rodolfo II y el de la emperatriz María Teresa, entre otros. 

Casa de Mozart

La casa donde vivió uno de los mayores compositores de  música clásica la podés visitar en Viena. 

Si bien no es uno de los museos imprescindibles, si te gusta la música clásica, podés recorrer la casa donde el compositor vivió entre los años 1784 y 1787. 

Si estás visitando las capitales europeas te recomiendo que leas la Guía imprescindible de París

Stephansdom – Imperdible de Viena en 3 días

La catedral de San Esteban o Stephansdom es uno de los lugares más simbólicos de la ciudad.

Es uno de los imperdibles que tenés que conocer en Viena en 3 días.

Viena en 3 días

Fue construida sobre las ruinas de dos iglesias, una de ellas románica, de la que se conserva una parte.

De la construcción actual, que combina varios estilos diferentes, se destacan las altas torres campanarios y el techo cubierto con tejas esmaltadas de colores.  

La entrada a la catedral es gratuita, pero algunos lugares sólo son accesibles con pago.

Además de la visita guiada por la catedral, también podés visitar las catacumbas y los tesoros de la catedral. 

Para tener una vista única de la ciudad de Viena, podés subir los 343 escalones de la torre sur -llamada Steff- o  también podés subir a la torre norte -Plummerin-, que nunca se terminó de construir, según las leyendas, debido al demonio. 

Ankeruhr

El reloj de Viena está en la plaza Hoher Markt -la más antigua-, ubicado sobre un puente que une dos edificios.

Viena en 3 días

Fue diseñado entre 1911 y 1914, en estilo modernista vienes o Jugendstil, por el pintor Franz von Matsch.

A cada hora un personaje, relacionado con la historia de Viena, desfila frente al reloj recorriendo el puente.

A las 12 del mediodía lo hacen los 12 personajes mientras se escucha música clásica. 

En la misma plaza Hoher Markt vas a encontrar la fuente de los Desposorios –Vermählungsbrunnen- que es un baldaquino que contiene un grupo escultórico que representa los Desposorios de la Virgen María y José. 

Judenplatz

Después de ver el reloj y recorrer el Hoher Markt, podés pasar por el que fue, durante la Edad Media, el barrio judío de Viena

Acá se ubican el Museo judío, la excavación de la antigua sinagoga y el
Memorial de la Shoah, dedicado a las víctimas del nazismo.


Peterskirche – Imperdible de Viena en 3 días

Una de las iglesias más impresionantes del barroco vienés es la de San Pedro.

Su construcción, iniciada en 1701, se inspiró en la basílica de San Pedro del Vaticano. 

Viena en 3 días

El edificio emerge en un pequeño espacio, como comprimido al final de la calle Jungferngasse.

Su interior resalta por la decoración barroca que combina la pintura, la escultura y los elementos dorados.

Graben

Entre la iglesia de San Pedro y la catedral de San Esteban se extiende esta calle peatonal, una de las más famosas del centro de Viena. 

Su origen se remonta al período romano ya que en esta zona se había  construido un foso (graben) de donde tomó el nombre. 

En esta elegante calle vas a encontrar muchas tiendas y confiterías, además de muchos edificios, algunos modernos y otros tradicionales. 

Uno de los principales monumentos que se encuentran en esta peatonal es la Columna de la Peste, mandada a construir por Leopoldo I como conmemoración de la peste que azotó a Europa en 1679.

Am Hof

Otra de las plazas para visitar en Viena en 3 días es el Patio de la Corte. 

Además de la columna de la Virgen, ubicada en el centro, podés ver algunos edificios como la Iglesia Am Hoff y el palacio Collaltro donde Mozart actuó por primera vez cuando sólo tenía 6 años.  

Cafe Central

Una de las cafeterías que podés conocer en viena es el Café Central. 

Este café abrió en 1876 en un edificio neorrenacentista llamado Palais Ferstel.

Viena en 3 días

Durante el siglo XIX este café fue lugar de encuentro de artistas, arquitectos, poetas y otros personajes famosos como Trotsky y Sigmund Freud.

Acá podés almorzar o tomar un café acompañado con la tradicional torta Sachen. 

Minoritenkirche

Para finalizar el primer día de Viena en 3 días, te propongo una paseo por esta parte de la ciudad que es un poco distinta al resto y donde está la iglesia de los Minoristas. 

Viena en 3 días

A diferencia de la profusión barroca, la Iglesia Nacional italiana de María de las Nieves está construida en un austero gótico francés. Pertenece a la orden franciscana y comenzó a construirse en el siglo XIII.

En el interior hay una copia de “La última cena” de Leonardo da Vinci que había sido pensada para poner en el Belvedere.

Día 2 – Viena en 3 días

Ringstrasse

La Ringstrasse es una avenida circular que conforma el anillo central de la ciudad de Viena. Su construcción reemplazó a la antigua muralla que la separaba de los barrios extra-muros.

Está formada por varios tramos donde vas a encontrar muchos edificios importantes de la ciudad.

Rathaus 

Sobre Universitätsring, uno de los tramos de la Ringstrasse, está ubicado el ayuntamiento.

Viena en 3 días

El Rathaus de Viena es un edificio neogótico, construido en el siglo XIX. En la torre principal está la estatua del Rathausmann, símbolo de la ciudad.

Delante del edificio está el parque y la plaza del ayuntamiento, donde se celebran algunos acontecimientos importantes. En este lugar, por ejemplo, podés encontrar los mercados navideños.   

Burgtheater

Enfrente del ayuntamiento vas a encontrar el Burgtheater, o teatro imperial.  

Es el teatro Nacional de Austria y fue inaugurado en 1741 por la emperatriz María Teresa I.

Viena en 3 días

Maria-Theresien-Platz

Una de las plazas más importantes de Viena es la dedicada a la emperatriz María Teresa. 

Viena en 3 días

En esta plaza se encuentran dos de los principales museos de Viena: el Museo de Historia Natural y el Museo de Historia del Arte, en dos edificios idénticos a cada lado de la plaza. 

Esta zona es uno de los imprescindibles que tenés que ver en Viena en 3 días.

En el centro está imponente monumento dedicado a la emperatriz María Teresa, quien gobernó entre 1740 y 1780. 

Kunsthistorisches Museum – Imperdible de Viena en 3 días

El Museo de Historia del Arte de Viena es uno de los más importantes de mundo.

Tiene una gran cantidad de obras, gran parte de las cuales pertenecieron a las colecciones de los Emperadores Maximiliano II y Rodolfo II.

Si querés conocer más sobre este museo, te recomiendo que leas Qué ver en el Kunsthistorisches Museum.

Museumsquartier

Del otro lado de la plaza de María Teresa está este atractivo barrio que congrega varios de los museos vieneses.

Acá vas a encontrar el Leopold Museum, con muchas obras de Schiele, el Kunsthallen de Viena y el Mumok, museo de arte moderno.

Si los querés conocer no te pierdas los museos de Viena.

¿Necesitas un hotel en Viena? Encontralo acá

                                               

Si querés hospedarte en el barrio de los museos podés mirar el hotel Admiral, que está justo enfrente y tiene un muy cómodo acceso.

También te recomendamos el Hotel Pension Museum, otro de los hoteles que vas a encontrar cerca del barrio de los museos.

Pabellón de la Secesión de Viena

Si bien Viena es famosa por su tradición clásica, especialmente en música, la cultura vienesa también se caracterizó por los movimientos rupturistas, como el Jugenstil o modernismo.   

Viena en 3 días

La Secesión vienesa o Sezessionsstil, se refiere al grupo de artistas que en 1897 se asociaron para romper con el arte académico que imperaba hasta el momento. 

El artista principal de este movimiento fue Gustav Klimt, uno de los más importantes representantes del modernismo vienes.

El pabellón de la Secesión fue construido por Joseph Maria Olbricht para exponer las obras de los artistas que eran rechazadas de los lugares tradicionales de exposición.

Su construcción resalta la visión orgánica que liga a este movimiento artístico con la naturaleza.  

Debajo de la cúpula de hojas de laurel doradas se inscribe el lema de la Secesión: “Der Zeit ihre Kunst, der Kunst ihre Freiheit” (A cada tiempo su arte, a cada arte su libertad).

En el interior del edificio también podés ver los famosos frisos de Beethoven realizados por Klimt en la sala central. Este espacio estaba dedicado al músico y a su 9° sinfonía. El friso ocupa tres paredes de la sala y relatan las distintas partes del Himno a la Alegría.

Karlskirche – Imperdible de Viena en 3 días

Otra de las iglesias del barroco vienés que tenés para ver es la de San Carlo Borromeo.

Fue encargada por el emperador Carlos VI al finalizar la peste que azotó Viena en 1713 y dedicada al arzobispo de Milán, que había luchado contra la peste en 1576.  

Viena en 3 días

La fachada se resalta mediante las dos columnas, que recuerdan a la columna Trajana, y que se ubican a cada lado de la entrada con forma de templo griego. 

Lo más llamativo del interior es la pintura del techo que representa La apoteosis de San Carlo Borromeo y la escultura del santo que desde el altar sube al cielo.

Stadtpark

Sobre otro de los tramos de la Ringstrasse se ubica uno de los parques más grandes y céntricos de Viena.

El Stadtpark está compuesto por jardines de estilo inglés, con gran variedad de vegetación y es atravesado por el río Wien. Este río divide el parque en dos partes que se unen mediante puentes. 

Escultura Johann Strauss

Una de las partes más interesantes de este parque es donde se ubica la escultura de Johann Strauss. Es una estatua de bronce dorada del compositor vienés tocando el violín.

Ópera de Viena

Entre las características más relevantes de Viena está -por supuesto- la ópera, una de las más famosas del mundo.

La Straatsoper u Ópera Estatal de Viena está también ubicada en la Ringstrasse, en un edificio neorrenacentista.

Fue inaugurada en 1869 con la obra “Don Juan” de Mozart, en presencia del emperador Francisco José y la emperatriz Sissi.

Podés ver la programación y comprar las entradas online en la web de la Ópera de Viena.

Café Sacher

El Café del Hotel Sacher es otro de los típicos lugares de Viena donde podés probar la famosa torta Sacher.

La Sacher Torte fue creada en 1832 por Franz Sacher, un aprendiz de pastelero de la Casa Real Austríaca que a los 16 años tuvo que improvisar un postre para los comensales del príncipe Metternich.

El éxito de su creación se debió a la sencillez de este postre que consiste en dos capas de bizcochuelo de chocolate untadas con mermelada de albaricoque caliente, bañada en chocolate y acompañada con crema chantilly.

A pesar de que todos prometen ofrecer la receta original parece que ésta está muy bien guardada en la caja fuerte de la casa Sacher. Así que este es el lugar donde podes probarla.

Día 3 – Viena en 3 días

Cómo te dijimos antes, el tercer día está dedicado a los palacios vieneses, que podés visitar con sólo alejarte un poquito del centro histórico.

Schloss Belvedere – Imperdible de Viena en 3 días

El más cercano de estos palacios es el Belvedere.

Este edificio barroco es en realidad un conjunto de palacios, uno superior y otro inferior, que ahora funcionan como museo, y el palacio Schwarzenberg que es ahora un hotel.

Viena en 3 días

Podés recorrer los jardines posteriores sin tener que pagar entrada, pero si querés ver las obras tenés que comprar el ticket.

La obra más famosa es “El Beso” de Gustav Klimt, que la vas a encontrar en el palacio superior. Pero también hay otras salas dedicadas al arte moderno vienés y una sala entera con obras de Klimt.

Y si querés sacarte una selfie junto a la obra más famosa, también hay una sala especial con una reproducción de “El Beso” para fotografiar.

Karlplatz

Si hacés los dos palacios el mismo día podés trasladarte desde el palacio Belvedere a Schönbrunn con el metro. Para eso podés ir caminando hasta Karlplatz y tomar la línea U4 (color verde).

Karlplatz es la plaza donde está la iglesia de San Carlo Borromeo. Y, además de tomar el metro, podés conocer el Karlplatz Pavilion de Otto Wagner, el pabellón de Art Nouveau de 1898.

Este museo arquitectónico está ubicado en la antigua estación ferroviaria y sólo está abierto entre los meses de abril y noviembre.

Fuente Hochstrahlbrunnen

En el camino hacia el palacio de Schönbrunn también podés pasar por esta fuente que conmemora el primera acueducto que llevó agua desde los Alpes hasta la ciudad.

Viena en 3 días

Alrededor de la fuente principal hay 365 pequeñas fuentes que simbolizan los días del año y otros elementos que se relacionan con los meses, las semanas y los días.

Por la noche, la fuente se ilumina con diferentes colores.

Naschmarkt

Otro de los lugares que podés conocer en el camino hacia el palacio es este mercado que es el más famoso de Viena y donde vas a encontrar de todo. Esto ya lo resume su propio lema “Lo que no existe en el Naschmarkt, no lo necesitas”.

 

En los más de 100 puestos vas a encontrar desde variedad de comidas de distintos lugares del mundo hasta ropa y antigüedades.

Schönbrunn Schloss

Para llegar al palacio de Schönbrunn podés tomar la línea U4 del metro que pasa por Karlplatz y te bajás directamente en la estación Schönbrunn.

Este palacio fue construido en el siglo XVII para ser usado por la familia imperial como residencia de verano.

Es muy recomendable la visita al interior de este palacio donde vas a poder ver las habitaciones con su amoblamiento original, las pinturas que decoran las estancias y los jardines que rodean al palacio.

Para visitarlo podés elegir distintos recorridos, como el Tour Imperial o el Grand Tour. Podés consultarlo en la web del palacio Schönbrunn.

El transporte para Viena en 3 días

Vienna Pass

Para visitar todos estos lugares podés comprar el Vienna Pass.

 

Con este pase tenés acceso a más de 60 atracciones, entre ellas el Palacio Hofburg, el Grand Tour por el palacio de Schönbrunn y el Kunsthistorisches Museum.

También tenés uso ilimitado en el bus Hop On Hop Off que recorre los puntos más importantes de la ciudad y podés también optar por agregar la red de transporte público.

Podés consultarlo en la web de Vienna Pass

Tours desde Viena en 3 días

Para terminar con el recorrido por Viena te recomendamos algunas escapadas que podés hacer en el día, por si vas a estar más tiempo en la ciudad.

Salzburgo

Uno de estos lugares es Salzburgo. Para llegar desde Viena podés contratar un tour con guía o armarlo por tu cuenta.

Si decidís ir por tu cuenta una de las formas más rápidas es en tren.

Tarda aproximadamente dos horas y media y podés comprarlo por adelantado en la web de ÖBB.

Si estás con auto podés hacer un recorrido por la zona de los lagos. Lo podés ver en De Viena a Salzburgo: la ruta de los lagos.

Bratislava

Otra de las excursiones que podés hacer por el día desde Viena es a Bratislava.

La capital de Eslovaquia está a menos de dos horas de distancia y es un paseo muy interesante porque lo podés hacer en un crucero por el Danubio.

También podés optar por el bus o combinar ambos medios de transporte para la ida y la vuelta.

Podés comprar el boleto en Twin City Liner

Otra opción es comprar el tour a Bratislava con la vuelta en barco por el Danubio.

Prater

Por último otro de los lugares que podés visitar desde Viena es el parque de atracciones de Prater, el parque más antiguo del mundo con una “vuelta al mundo” de 60 metros.

Este parque se inauguró a fines del siglo XIX y todavía conserva los juegos antiguos, tal como eran originalmente.

Con esto terminamos el recorrido por Viena en 3 días.

Mientras recorrés la ciudad vas a ver los semáforos que, como en otras ciudades, representan a parejas de distinto o del mismo sexo, como símbolo de tolerancia y respeto por la diversidad.

Viena en 3 días

 

Si querés seguir leyendo te recomiendo una guía para organizar tu primer viaje a Europa.