Budapest en 3 días: Del Danubio a los Baños Termales

172

Budapest es una de las ciudades imprescindibles de Europa del Este. Además, la podés combinar con Praga, Bratislava y Viena para hacer un itinerario perfecto para 10 o 15 días. Los principales atractivos se encuentran a ambos lados del río Danubio y en sus múltiples baños termales distribuidos por la ciudad. No te pierdas entonces este recorrido por Budapest en 3 días con los principales lugares para visitar.

También te puede interesar:

 

Algunas particularidades de Budapest

Antes de la unificación en 1873, Budapest era en realidad dos ciudades separadas por el Danubio: Buda y Pest.

Buda se encuentra en la orilla occidental del Danubio y se caracteriza por su terreno elevado. En esta parte está el icónico Castillo de Buda, que fue testigo de muchos eventos históricos a lo largo de los siglos.

Esta zona era la residencia de la realeza y de los nobles, y aún conserva un ambiente más residencial y tranquilo. Desde las alturas de Buda, tenés vistas panorámicas de Pest y del Danubio.

Budapest en 3 días

Pest se encuentra en la orilla este del Danubio y es la parte más plana de la ciudad. Esta área fue históricamente el centro comercial, cultural y político de Budapest. Acá vas a encontrar el imponente Parlamento Húngaro, la Basílica de San Esteban y la Ópera Estatal. Esta parte de la ciudad es más animada, con muchas de tiendas, restaurantes y cafeterías.

Es también la mejor zona para que te hospedes, podés ver el Hotel Ibis Budapest City que está muy cerca de todo.

 

Empezá a conocer la ciudad con un Free Tour por Budapest.

 

 

Mapa del Día 1 de Budapest en 3 días

Día 1 de Budapest en 3 días – Recorrido por Pest

Comenzamos el primer día en Budapest por la parte ubicada al este del Danubio para visitar el impresionante edificio del Parlamento húngaro, iglesias, sinagogas y plazas.

Parlamento de Hungría

Este edificio a orillas del Danubio es el icono indiscutido de Budapest. Se construyó a fines del siglo XIX combinando la planta barroca con una cúpula renacentista y elementos neogóticos en las torres puntiagudas de la fachada.

La entrada principal es la que da al Danubio, pero la oficial se ubica sobre la Plaza Kossuth y está flanqueada por dos leones de bronce.

Recorré la plaza, donde vas a encontrar el Monumento a Kossuth, el expresidente húngaro Lajos Kossuth y la Estatua ecuestre de Francisco Rákóczi II, líder de la Independencia húngara.

También vas a ver la estatua de Attila József, uno de los poetas más importantes de Hungría.

Podés visitar el interior del Parlamento en una visita guiada, y recorrer las imponentes salas, como la Antigua Cámara Alta, el Salón de la Cúpula y las Joyas de la Corona húngara.

Si querés tener una vista impresionante del Parlamento, hacé el recorrido en barco por el Danubio. Podés comprar la entrada en los puestos que están sobre la orilla del río o reservarlo previamente.

 

 

Es ideal para hacer a la noche y ver el edificio iluminado.

Zapatos en la orilla del Danubio

Siguiendo por el paseo fluvial que está a lo largo de la orilla del Danubio vas a encontrar este emotivo monumento.

Es un recordatorio del Holocausto y del sufrimiento de la comunidad judía en Hungría.

Consiste en una serie de 60 pares de zapatos de hierro fundido, colocados en fila a lo largo de la orilla del río. Transmite la idea de que las víctimas fueron forzadas a despojarse de sus pertenencias, incluyendo sus zapatos, antes de ser fusiladas a orillas del Danubio.

Puente de las Cadenas

Continuando por la orilla del Danubio vas a llegar a uno de los puentes más famosos de Budapest.

Este puente colgante, de estilo neoclásico, se construyó en hierro y piedra en el siglo XIX, por iniciativa del conde Széchenyi István.

Su diseño se inspiró en el puente de Hammersmith de Londres siendo el primer puente permanente y uno de los pasos peatonales entre Pest y Buda. A ambos extremos del puente ha esculturas de leones de piedra.

Pasá después por la céntrica Plaza Széchenyi István, dedicada al conde que, además del construir el Puente de las Cadenas, fue una figura ilustre de la historia húngara.

Basílica de San Esteban

La Catedral de Budapest está dedicada al primer rey, san Esteban I de Hungría quien, a principios del siglo XI, transformó el reino de Hungría en un reino cristiano protegido por el papado.

Es una iglesia neorrenacentista con dos torres campanarios en la fachada y una cúpula de 96 metros de altura. Junto con el Parlamento es el edificio más alto de Budapest.

Equipara, así, simbólicamente el poder laico con el poder religioso.

Budapest en 3 días

En el interior está la principal reliquia de Hungría, Santa Diestra, que es la mano derecha momificada del rey santo, Esteban I.

Si estás en Budapest un 20 de agosto, vas a poder ver la procesión de esta reliquia por la ciudad.

También podés aprovechar tu visita para escuchar un Concierto en la basílica de San Esteban.

Opera Nacional de Hungría

Después de la catedral, podés ir a la Opera Nacional de Hungría, que está ubicada en un edificio neorrenacentista en el centro de Budapest.

Tiene forma de herradura y se inauguró en 1884, en presencia de Francisco José, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

En el Museo de la Ópera, se puede ver una exhibición de trajes, escenografías, accesorios y recuerdos relacionados con la historia de la ópera y el ballet en Hungría.

 

 

Desde la Ópera podés recorrer Andrássy út, una de las avenidas más elegantes de Budapest y un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En esta zona hay, además, boutiques de lujo, restaurantes y teatros.

Gran Sinagoga

Volviendo hacia el Danubio podés visitar la Sinagoga de la Calle Dohány, que es una de las más grandes del mundo.

Se construyó en el siglo XIX en estilo neomorisco basado en la arquitectura islámica. La fachada tiene una entrada flanqueada por dos torres octogonales que culminan en cupulines con decoración en dorado.

 

 

En la parte posterior de la sinagoga, está el Jardín del Holocausto, que rinde homenaje a las víctimas del Holocausto en Hungría. También hay varios monumentos conmemorativos, como el «Árbol de la Vida».

Durante la Segunda Guerra Mundial, esta zona era parte del gueto de Budapest, que tenía su límite en la calle Dohány.

Plaza de Erzsébet

En esta céntrica plaza vas a ver el Monumento a Erzsébet, la Emperatriz «Sissi» de Austria y Reina de Hungría.

Es también uno de los parques más grandes de Budapest, con su enorme noria u «Ojo de Budapest», similar al Londoy Eye de la capital británica, desde donde tenés vistas panorámicas de la ciudad.

Por la zona vas a encontrar muchas esculturas de bronce, como la del escritor Gyula Krudy que está en la calle Duna (Duna utca)

Plaza Vörösmarty

Muy cerca de la Plaza de Erzsébet está la Plaza Vörösmarty, donde está la estatua ecuestre de Mihály Vörösmarty, un poeta húngaro del siglo XIX.

Si vas en navidad, en esta plaza se ubica uno de los mercados navideños más famosos de Budapest. Es conocido por sus puestos de artesanías y adornos navideños, su comida tradicional húngara y una pista de patinaje sobre hielo.

Puente Erzsébet

Después del Puente de las Cadenas, se encuentra el Puente Erzsébet, también dedicado a la Emperatriz «Sissi» de Austria.

El puente original se inauguró en 1903, pero tuvo que ser construido nuevamente después de la Segunda Guerra Mundial. El actual es un puente colgante de cadenas con cables blancos que fue inaugurado en 1964.

Váci utca

Desde el Puente Erzsébet podés recorrer Váci utca, una de las calles comerciales más famosas y concurridas de Budapest.

Esta calle peatonal es ideal para ir de compras y probar la cocina húngara tradicional. En el extremo sur de Váci utca, vas a encontrar el Gran Mercado Central de Budapest, uno de los mercados más grandes y antiguos de la ciudad.

Podés terminar el primer día de Budapest en 3 días con un paseo nocturno con cena por el Danubio para ver el majestuoso edificio del Parlamento iluminado.

 

 

 

Mapa del Día 2 de Budapest en 3 días

Día 2 de Budapest en 3 días – Recorrido por Buda

Durante el segundo día de Budapest en 3 días podés hacer un recorrido por Buda, ubicado al oeste del Danubio.

Podés cruzar por cualquier puente peatonal y subir a pie, pero si comenzás por el Puente de las Cadenas vas a llegar directamente al funicular y así evitas tantas escaleras.

Plaza Clark Ádám 

Al cruzar el puente vas a llegar a la Plaza Clark Ádám, donde está el Kilómetro Cero que marca el punto central de la ciudad y el punto de referencia a partir del cual se miden las distancias en Hungría. 

Budapest en 3 días

Acá podés comprar los tickets para el Funicular de Buda que te lleva desde la base del Puente de las Cadenas hasta el Castillo de Buda.

Castillo de Buda

Este es uno de los sitios históricos más emblemáticos de Budapest. El castillo es un complejo histórico ubicado en la cima de la colina de Buda, desde donde tenés vistas panorámicas del Danubio y la ciudad de Pest, en el lado opuesto.

Es un lugar histórico donde residieron los reyes de Hungría desde el siglo XIV. Desde su construcción en estilo gótico, el edificio se fue modificando a lo largo de los siglos.

Dentro del complejo del Castillo, en el Palacio Budavári, podés visitar la Galería Nacional Húngara, con una extensa colección de arte húngaro que abarca desde la Edad Media hasta el siglo XX.

Además de las obras de arte, con la entrada podés visitar la cúpula desde donde tenés vistas panorámicas de la ciudad.

Bastión de los pescadores

Una de las partes más destacadas del Castillo de Buda es el Bastión de los Pescadores. Es una terraza neorrománica y neogótica con siete torres que representan a las siete tribus fundadoras de Hungría.

Cada torre tiene su propio diseño y carácter únicos, y están conectadas por pasarelas y balcones desde donde tenés vistas panorámicas de la ciudad y del Danubio.

Vas a ver también la Estatua ecuestre del rey Esteban I de Hungría.

 

 

Iglesia de Matías

Muy cerca del Bastión de pescadores está la iglesia gótica de Nuestra Señora. Se ubica en el lugar donde se cree que, desde el siglo XI, ya había un templo cristiano construido por el primer rey, Esteban I.

El nombre «Iglesia de Matías», viene del rey Matías I de Hungría que, en el siglo XV, reformó el edificio en estilo renacentista. En el siglo XIX fue nuevamente restaurado.

Para visitar el interior tenés que comprar la entrada que incluye un recorrido por la planta baja, el primer piso y las galerías. 

 

Úri utca y el Laberinto del Castillo de Buda

Después de visitar la iglesia podés caminar por Úri utca, una calle medieval con rinconcitos pintorescos.

Además, vas a encontrar el Laberinto del Castillo de Buda, que son los túneles y cuevas subterráneos del Castillo formados por las corrientes de agua termal. En la Edad Media estos túneles eran parte del sistema de defensa del castillo y se utilizaban como cárceles y salas de tortura.

Según la leyenda, el prisionero más famoso de los túneles fue Vlad III, también conocido como Vlad el Empalador, quien inspiró el personaje del Conde Drácula en la literatura.

Durante la Segunda Guerra Mundial, se utilizaron como refugio antiaéreo y hospital de campaña.

Actualmente, los túneles del Laberinto del Castillo de Buda se pueden visitar. El recorrido incluye pasillos oscuros, salas de exposiciones y espacios que recrean la historia de la zona.

Esta es una zona ideal para hacer el Free tour de los misterios y leyendas de Budapest.

Mercado del Castillo

Al pie del Castillo se ubica el Várkert Bazár, un conjunto de edificios históricos y jardines del siglo XIX.

Su arquitectura combina elementos neorrenacentistas y neobarrocos. Los edificios tienen fachadas ornamentadas, columnas, arcadas y detalles decorativos típicos de la arquitectura de la Belle Époque.

Está rodeado por jardines y terrazas fuentes ornamentales y esculturas, además de las vistas panorámicas.

Colina Gellért

Continuando el recorrido por Buda vas a llegar a la colina Gellért. En la parte superior se ubica su Cittadella, una fortaleza defensiva con altos muros de piedra y bastiones.

Se construyó después de la derrota de la Revolución húngara de 1848-1849, en la que los húngaros lucharon por su independencia de Austria. Esta era una fortaleza militar para controlar la ciudad de Budapest y sofocar posibles levantamientos.

En el centro de la fortaleza está la Estatua de la Liberación, que celebra la liberación de Hungría en la Segunda Guerra Mundial.

Iglesia de la roca

Ya terminando con el recorrido por Buda, podés visitar esta particular iglesia construida en una cueva de la roca natural de la Colina Gellért.

 

La idea de construir una iglesia dentro de una cueva surgió en el siglo XX por peregrinos hungaros que se inspiraron en la gruta del santuario de Lourdes que habían visitado en Francia.

Según una leyenda, esta cueva ya era usada en el siglo IX como ermita y lugar de meditación por San Iván.

Puente de la Libertad

Para volver a Pest cruzá el Puente de la Libertad, uno de los más emblemáticos de la ciudad, construido en el siglo XIX en estilo neoclásico.

Budapest en 3 días

Mapa del Día 3 de Budapest en 3 días

Día 3 de Budapest en 3 días – Baños termales

Cafe New York

Comenzá el tercer día de Budapest en 3 días desayunando en el Café New York, uno de los cafés históricos más emblemáticos de la ciudad.

Se inauguró en 1894 en un impresionante edificio de estilo secesión húngara (Art Nouveau).

Desde su apertura, el Café New York se convirtió en un punto de encuentro para escritores, periodistas, artistas y figuras culturales destacadas de la época. Era un lugar donde los intelectuales se reunían para discutir ideas, debatir, leer y escribir.

Budapest en 3 días

Para el tercer día podrías optar por hacer una Excursión a tres ciudades del Danubio: Esztergom, Visegrád y Szentendre, o una visita a un lugar más alejado del centro, como el Castillo de Vajdahunyad, y combinarlo con alguno de los Baños Termales de la ciudad.

Castillo de Vajdahunyad

Este castillo está ubicado en el Parque de la Ciudad y fue construido originalmente en 1896 como parte de la Exposición del Milenio para conmemorar el aniversario de la llegada de los húngaros a la región de la Cuenca de los Cárpatos.

Su diseño se basa en una mezcla de estilos arquitectónicos históricos húngaros, incluyendo elementos góticos, renacentistas, barrocos y románicos.

Frente al Castillo de Vajdahunyad, vas a encontrar el pintoresco Lago de los Cisnes, que se congela en invierno para convertirse en una pista de patinaje sobre hielo. En el verano, puedes alquilar botes para pasear por el lago.

Baños termales Széchenyi

A unos minutos a pie del castillo vas a encontrar el Baño Termal y Piscina Széchenyi, uno de los balnearios más grandes y famosos de Budapest.

 

 

El edificio que alberga el balneario tiene una arquitectura de neobarroca y utiliza las aguas termales que emergen a una temperatura de alrededor de 74 grados Celsius.

Estas aguas son ricas en minerales y se cree que tienen propiedades curativas, similar a las que podés encontrar en Karlovy Vary.

Balneario Rudas y Balneario Gellért

Otras opciones de baños termales están en la parte de Buda y son los Baños Rudas y el Balneario Gellért.

El Balneario Gellért es uno de los más famosos de Budapest y se ubica en un impresinante edificio de estilo Art Nouveau de principios del siglo XX. Tiene piscinas termales, baños turcos, saunas y jacuzzi.
Esta es una opción para conocer Budapest en 3 días. Seguí tu viaje por Europa con estos recorridos:

 

Budapest en 3 días – Tours

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá un comentario
Por favor, introducí tu nombre acá