1 día en Bratislava: descubrí el encanto de la capital eslovaca

414

A orillas del Danubio, la capital de Eslovaquia tiene una combinación perfecta de historia, cultura y belleza, todo en un espacio pequeño que se puede recorrer en un solo día. Desde castillos hasta pintorescas calles empedradas, Bratislava tiene mucho para conocer. Así que, si vas a estar 1 día en Bratislava, te compartimos este recorrido por los lugares más destacados. ¡Prepárate para una aventura inolvidable en la capital eslovaca en solo 24 horas!»

También te puede interesar:

¿Cómo llegar a Bratislava?

Una forma muy simple de llegar a Bratislava es desde Viena.

  • El trayecto en tren desde Wien Hauptbahnhof hasta Bratislava Hlavná Stanica es de aproximadamente 1 hora.
  • En autobús se tardan unos 45 minutos y es un poco más económico que el tren.

Podés buscar y comprar fácilmente el trayecto en tren o autobús a través de Omio y elegir el que más te convenga.

  • También podés ir en ferry cruzando el Danubio. Salen desde Vienna Schwedenplatz y podés comprar el boleto en Twin City Liner. Si bien esta opción es un poco más cara, vas a hacer un lindo paseo por el Danubio. Lo ideal sería entonces combinar por ejemplo la ida en tren o autobús y volver en ferry.
  • Otra opción es hacer una Excursión desde Viena donde también tenés la posibilidad de volver de Bratislava en barco.

 

 
 

Si estás recorriendo Europa Central, Bratislava puede ser una parada ideal para cortar el trayecto entre Praga y Budapest, por ejemplo.

  • De Praga a Bratislava el tren tarda unas 4 horas
  • Y de Bratislava a Budapest otras 4 horas.

Para hospedarte en Bratislava, lo mejor es cerca del centro histórico. Un hotel económico y muy bien ubicado es Pensión Petit. Está muy cerca del centro y tenés una gran variedad de habitaciones privadas y un muy buen desayuno.

 

 

 

Mapa de recorrido para 1 día en Bratislava

Una de las primeras cosas que podés hacer es un Free Tour por Bratislava para conocer lo más importante de la ciudad y luego continuar con lo que más te interesó.  

 

 

Vas a recorrer los lugares más emblemáticos mientras escuchas historias y curiosidades de la ciudad.

1 día en Bratislava

1- Puerta de San Miguel

Cruzando el pequeño Puente de San Miguel vas a llegar a la Puerta de San Miguel que es la entrada al Casco Histórico o Ciudad Vieja de Bratislava (Staré Mesto).

Es la única puerta-torre que queda de la antigua fortificación medieval. Si bien su construcción original es del 1300, fue reconstruida en el siglo XVIII cuando se agregó la parte superior octononal que está coronada con la estatua de San Miguel y el dragón.

2- Calle Michalská 

Al cruzar la Puerta de San Miguel vas a llegar a la calle Michalská una de las principales de la Ciudad Vieja, llena de locales, cafeterías y restaurantes.

Es una calle peatonal histórica ubicada en pleno centro histórico, muy cerca de otras atracciones turísticas importantes, como la Plaza Principal y el Castillo de Bratislava.

3- Plaza Principal (Hlavné námestie)

Siguiendo por la calle Sedláska vas a llegar a la plaza principal, el centro neurálgico de Bratislava.

Acá vas a encontrar la Fuente de Maximiliano, el Soldado en la garita o Strazna budka y la Estatua del Soldado de Napoleón.

Esta última estatua es un soldado que se apoya sobre un banco de la plaza y es ideal para selfies o fotos grupales. Pero tiene además un significado simbólico ligado a la historia de Eslovaquia y la entrada de las tropas de Napoleón.

Uno de los puntos destacados de esta plaza es el antiguo Ayuntamiento (Stará radnica), con su torre del reloj, y un poco más adelante el Palacio del Primado. 

4- Escultura de Čumil

La estatua de Čumil representa a un hombre asomando su cabeza desde una alcantarilla, como si estuviera mirando curiosamente a la vida diaria en la superficie. Por eso se la llama «El Mirón». Lo podés conocer también como «Hombre trabajando».

La escultura fue creada por el artista Viktor Hulík y fue instalada en 1997 como parte de un proyecto para decorar y embellecer la ciudad. Y es que Bratislava se caracteriza también por las esculturas urbanas. 

Además de Čumil, Strazna budka y el Soldado napoleónico, en Bratislava vas a encontrar a Schöne Náci, una escultura que está frente al Café Mayer.

Esta escultura, también llamada «Soldado bueno» representa a un hombre, Ignác Lamár, un ciudadano real de Bratislava que vivió a principios del siglo XX. Está vestido elegantemente y saludando con su sombrero. 

También vas a encontrar las esculturas de Hans Christian Andersen junto a algunas figuras de sus cuentos, y la estatua del fotógrafo o «Paparazzi».

5- Catedral de San Martín

La Catedral de San Martín es una iglesia del siglo XIII, que luego fue remodelada durante el siglo XVIII.

Lo interesante es que en esta iglesia fueron coronados los monarcas del Reino de Hungría hasta el siglo XIX.

1 día en Bratislava

Es, además, el edificio religioso más antiguo de Bratislava.

Para saber más sobre esta iglesia podés hacer un Free Tour por la Catedral de San Martín y el Castillo de Bratislava.

6- La Casa del Buen Pastor

Es una casa de estilo rococó, que se caracteriza por sus formas curvas y detalles elaborados. La angosta fachada está adornada con esculturas y relieves que añaden encanto y elegancia. 

Está ubicada al comienzo de la colina que te lleva al Castillo de Bratislava.

En la misma colina también podés visitar la Iglesia ortodoxa de San Nicolás. Fue construida en 1661 por la Condesa Frances, que era la viuda de un importante noble de la época.

La iglesia original se construyó sobre los cimientos de una iglesia gótica anterior.

7- Castillo de Bratislava

El Castillo de Bratislava es una impresionante fortaleza situada en la colina.

Con sus imponentes torres y su ubicación dominante, a 85 metros sobre el Danubio, el uno de los principales símbolos históricos y culturales de Eslovaquia.

1 día en Bratislava

El castillo tiene una rica historia que se remonta a más de mil años.

Fue testigo de numerosos eventos históricos a lo largo de los siglos, desde la época medieval hasta la época moderna. Fue residencia de monarcas húngaros, fortaleza militar, sede de instituciones gubernamentales y centro cultural.

El primer castillo de piedra se construyó en el siglo X, cuando la zona formaba parte del Reino de Hungría, y allí vivió su infancia y juventud Santa Isabel de Hungría.

En el siglo XV se convirtió en una fortaleza gótica para defenderse de los husitas. Fue remodelado luego en castillo renacentista y luego barroco. Posteriormente, en el siglo XX el edificio en ruinas se reconstruyó siguiendo el estilo de la reina María Teresa.

Desde esta colina estratégica tenés vistas panorámicas de la ciudad y sus alrededores, especialmente del Danubio y sus puentes. 

Como la vista del Puente Nuevo, también conocido como Most SNP o Puente UFO. Este es un puente moderno con forma de ovni que cruza el Danubio y da un interesante contraste entre la arquitectura contemporánea y la histórica del casco antiguo.

Para conocer bien esta parte de la ciudad te recomendamos que hagas el Free Tour por el Castillo de Bratislava y la Catedral de San Martín.

 

 

 

8- Costanera del Danubio

Después de visitar el Castillo de Bratislava, podés dar un paseo por la costanera del Danubio. Desde ahí, podés apreciar de cerca el moderno Puente UFO y al imponente castillo que se ve a lo alto.

9- Plaza Hviezdoslav

Otra de las plazas de Bratislava, la Hviezdoslavovo námestie, está rodeada de edificios históricos, terrazas de cafeterías y restaurantes, y es un lugar de encuentro frecuente para eventos culturales y festividades.

Uno de los edificios más destacados es el Teatro Nacional Eslovaco, un edificio de estilo neorrenacentista que es uno de los teatros más antiguos y prestigiosos de Eslovaquia.

10- Iglesia Azul o de Santa Isabel

Dedicada a Santa Isabel de Hungría, es una de las iglesias más icónicas y pintorescas de Bratislava. Su nombre proviene del distintivo color azul que adorna su fachada, lo que la hace destacar entre los edificios cercanos.

Fue diseñada por el arquitecto húngaro Ödön Lechner (conocido como el Gaudí de Hungría por su relación con los edificios modernistas de Barcelona) y construida en estilo art nouveau y modernista a principios del siglo XX. 

Además de visitar todos estos lugares, te recomiendo tomarte un tiempo para recorrer con calma las callecitas y rincones pintorescos de Bratislava. 

1 día en Bratislava

También podés seguir la Ruta de la Coronación que está marcada en las calles con coronas doradas.

Es una experiencia que te va a permitir sumergirte aún más en el carácter único de la ciudad.

1 día en Bratislava: Tours

Algunos Tours que podés hacer en 1 día en Bratislava.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá un comentario
Por favor, introducí tu nombre acá