Cómo organizar tu primer viaje a EUROPA – ¡7 pasos clave!

7 pasos para no equivocarte

3921

¿A quién no le gusta planificar un viaje? Para mi, la planificación es una de las partes más lindas, porque desde que empezás a pensarlo, ya estás viajando. Pero es también el momento en el que surgen las dudas y tenés que tomar decisiones que pueden condicionar el resto de tu viaje. Por eso, si querés saber cómo organizar tu primer viaje a Europa acá vas a encontrar los 7 pasos clave para lograrlo y evitar algunos de los típicos errores de principiante.

 

Cómo organizar tu primer viaje a Europa

Cómo organizar tu primer viaje a Europa

1- Armar el recorrido

El primer punto para organizar tu primer viaje a Europa es armar el recorrido. Esta parte puede llegar a ser la más difícil.

Lo primero que tenés que decidir es cuantos días vas a ir.

Obviamente todo va a depender de cuántos días tengas de vacaciones, de cuál es tu presupuesto inicial o cuántas ciudades querés conocer, etc.

En principio, tendrías que ir por lo menos 15 días, pero lo ideal serían 3 semanas. 

Y en ese lapso, no más de 3 países (o a lo sumo 4).

Es obvio que uno al principio piensa… el viaje es caro, el vuelo es largo y Europa es chica, las ciudades están muy cerca unas de otras. Pero no cometas el ERROR DE QUERER CONOCER TODO EN UN PRIMER VIAJE A EUROPA.

Si querés conocer todo vas a terminar no conociendo nada. Porque te vas a pasar todo el tiempo corriendo de un lado al otro.

Seguramente tenés una ciudad o país preferido, ese que querés conocer desde hace mucho tiempo.

Entonces armá el viaje a partir de ahí, combinándolo con otros países o ciudades cercanas. Pensalo más por regiones, para que el traslado de una ciudad a otra sea más fácil. 

Cómo organizar tu primer viaje a Europa

Algunas opciones de recorrido – cómo organizar tu primer viaje a Europa

Para que sepas cómo organizar tu primer viaje a Europa te damos algunas sugerencias de recorridos. Pero tenés mil opciones de acuerdo a tus intereses.

Por ejemplo, podés empezar por el recorrido clásico de capitales:

Madrid – París – Roma

Londres – París – Ámsterdam – Bruselas

Berlín – Praga – Viena – Budapest

O por regiones más específicas:

España – Portugal

Italia – Grecia

Gran Bretaña – Irlanda

etc.

Calculá poder estar un promedio de 3 noches en cada ciudad dependiendo del tamaño de cada una o de lo que te interesa ver.

Desde esas ciudades de base podés salir a recorrer otras ciudades o pueblos más chicos, pasar el día y volver.

Por ejemplo, si vas a estár unos días en Bruselas, podés visitar Gante, Brujas, Amberes, Lovaina, etc. Desde Amsterdam, podés ir a Haarlem, La Haya, Delft, Rotterdam, Utrecht,  etc.

No te olvides de contar los días de traslado. Fijate después cuantos días enteros te quedan en cada lugar.

Si ya decidiste que vas a ir a Francia, no te pierdas Los imprescindibles para tu primer viaje a París.

Para las Capitales Imperiales podés ver un recorrido por Viena en 3 días.

2- El vuelo – cómo organizar tu primer viaje a Europa

El segundo paso para organizar tu primer viaje a Europa es buscar el vuelo, ya que una vez que sabes cuáles son las ciudades que querés visitar, podés buscar la mejor manera de aprovechar el viaje.

Los vuelos a Europa son bastante caros. Pero existen algunas estrategias para conseguirlos un poco más baratos.

¿Cómo podés ahorrar plata con la compra del pasaje?

Viajando en temporada baja (primavera y otoño)

Abril, mayo y junio / septiembre, octubre y noviembre

Son los mejores meses para viajar a Europa.

Los vuelos son más baratos, los hospedajes no están tan llenos (vas a tener más para elegir). Y las ciudades no están tan abarrotadas de turistas.

Además, la temperatura durante estos meses es muy agradable.  

Los primeros meses de otoño suelen ser más cálidos, ya que el verano se prolonga. En cambio en primavera el clima es más variable. 

Julio y agosto

El verano es la temporada más cara de Europa, está llena de turistas y en algunos lugares hace muchísimo calor.

Pero tenés la ventaja de que los días son más largos. Y además vas a poder viajar con un equipaje más liviano.

Diciembre, enero, febrero y marzo
Cómo organizar tu primer viaje a Europa
Photo by Matthias Kinsella on Unsplash

Viajar a Europa durante los meses de invierno puede ser muy tentador. Recorrer paisajes nevados, pasar las fiestas de fin de año o ir al carnaval de Venecia es un muy buen programa.

Pero tenés que tener en cuenta que los días son más cortos. También hay lugares que no están abiertos durante el invierno, o cierran más temprano.

Vas a tener que ir con mucho abrigo. En algunas zonas las temperaturas pueden ser muy pero muy bajas y vas a tener que llevar mucho más equipaje que si fueras en otros meses.

 

Otras formas para conseguir vuelos a mejor precio

Ser flexible con las fechas

Poder flexibilizar las fechas puede resultar muy conveniente para organizar tu primer viaje a Europa.

Cuanto más flexible seas con las fechas, más barato te va a costar el pasaje.

Si tenés que viajar en una fecha exacta, vas a tener que acomodarte a los precios que encuentres. Pero si podes flexibilizar las fechas va a ser más fácil encontrar ofertas.

Muchas veces te puede resultar más económico salir un miércoles o jueves (en lugar de un viernes o sábado) y volver un lunes o martes (en lugar del sábado o domingo).

Ser flexible con el destino

Cómo organizar tu primer viaje a Europa

Otra de las formas de abaratar el pasaje es flexibilizando el destino.

Un pasaje directo normalmente es más caro que uno con escalas.

Pero además podés aprovechar la escala para llegar a alguna de las ciudades que elegiste visitar.

Por ejemplo, si elegiste ir a París y a Madrid, podés comprar el pasaje en Air France con destino a Madrid y usar la escala en París.

Ahora, si el vuelo tiene más de una escala, tendrías que considerar la relación costo/beneficio. Plantearte si realmente vale la pena pasarte dos días de tu viaje yendo de aeropuerto en aeropuerto.

Otra de las opciones es chequear las salidas desde algún lugar cercano. En vez de salir desde Buenos Aires, buscar vuelos desde Montevideo, Iguazú o San Pablo.

Igual que con el punto anterior, fijate si realmente es conveniente, tanto en tiempo como en el precio. Porque además, en este caso, tenés que agregar el pasaje hasta el punto de salida.

Usualmente, el destino más barato desde Buenos Aires es Madrid. Así que podrías comprar el pasaje más barato y desde ahí moverte a otras ciudades.

Ya sea que viajes en baja o alta temporada, con vuelo directo o con escalas, lo mejor es que busques el pasaje con tiempo. Compará aerolíneas y aprovechá las escalas para organizar el recorrido.

También podés adherite a las páginas que buscan vuelos baratos, como Promociones Aéreas.

La anticipación te va a permitir encontrar vuelos más baratos y congelar el precio en caso de variación cambiaria.


 

Si en tu planificación incluiste una visita a Holanda, no te pierdas este recorrido por Ámsterdam en 2 días.

3- El hospedaje – cómo organizar tu primer viaje a Europa

El tercer paso para organizar tu primer viaje a Europa es buscar el lugar de hospedaje.

Hay muchas formas de alojamiento en Europa: hostel, hotel, habitación, departamento, castillo, camping, couchsurfing, etc. Desde un sillón hasta un castillo, que obviamente dependerá de tu presupuesto.

En este caso nos vamos a enfocar en el hostel/hotel o el departamento.

Hotel / Hostel

Ya sea una u otra opción, lo primero que deberías considerar es la ubicación.

Si el alojamiento es céntrico, probablemente va a ser más caro, pero vas a tener todo más accesible. Y -dependiendo de la ciudad- es probable que desde ahí puedas moverte caminando a todos lados.

Si optás por hospedarte en algún barrio más alejado del centro, tendrías que calcular si lo que te ahorrás en el hotel no lo vas a terminar gastando después en el transporte. Ya que el metro en Europa no es tan barato.

Antes de decidirte, averigua siempre cuál es la zona más recomendable para alojarte, para que después no se te complique volver de noche, por ejemplo. No en todas las ciudades el transporte funciona durante la noche.

Fijate cómo está conectada la zona del hotel con el transporte público. Y, si pensás moverte desde esa ciudad hacia otra cercana, fijate si es accesible, si la estación de trenes está cerca, etc.

Leé muy bien los comentarios de otras personas que se hayan hospedado en ese lugar y cómo evaluaron su estadía. Esto es fundamental para organizar tu primer viaje a Europa y no tener sorpresas después.

Además de la ubicación, hay otros aspectos que tendrías que tener en cuenta y decidir, en cada caso, si lo podés resignar o no. Como el baño privado, el wifi o el desayuno.

Es fundamental que en el armado del viaje coordines la entrada y la salida del hotel.

Tené en cuenta que en general el check- in se hace después del mediodía y el check-out aproximadamente a las 11 de la mañana.

Buscá la mejor oferta para tu horel

 

Antes de ir a Italia te recomiendo que leas los 5 imprescindibles de Florencia.

Departamento

Otra de las posibilidades de hospedaje muy conveniente para organizar tu primer viaje a Europa es alquilar un departamento. Especialmente para dos o más personas.

Si bien no vas a tener las mismas comodidades que en un hotel, el departamento te puede resultar más económico.

Podés ahorrar también en la comida, ya que podés ir supermercado y cocinar para no tener que ir siempre a comer afuera. 

Si bien el departamento tiene varias ventajas tendrías que tener en cuenta algunas recomendaciones:

  • Igual que con el hotel, antes de decidirte por un departamento en especial, leé bien las indicaciones que da el dueño y, fundamentalmente, los comentarios de la gente que ya se hospedó en el lugar. Por lo general, si un departamento es muy solicitado y tiene buenos comentarios podés ir con mayor seguridad.
  • Mirá muy bien las fotos y la descripción. Chequeá la cantidad de dormitorios y si la cantidad de camas coincide con las personas que se van a hospedar. O si se completa con sillones.
  • Mantené contacto con la persona que lo alquila desde antes de realizar el viaje. Coordiná bien el horario de llegada para no perder tiempo tratando de ubicar al dueño (o la llave) una vez que estás allá.
  • Averiguá si tenés que hacer pagos extras, como tasas municipales que generalmente deben ser pagadas en efectivo al hacer el check-in.

Los departamentos los podés alquilar consultando la web de airbnb.

4- Traslados dentro de Europa 

Otro de los puntos importantes para organizar tu primer viaje a Europa, es la planificación de los traslados internos. Dentro de Europa te podés mover en auto, tren, bus, avión y, en algunos casos también en ferry.

Pero cualquiera sea el medio que utilices, te recomiendo que lo compres con anticipación. Porque los precios suelen aumentar a medida que se acerca la fecha.

Tren

cómo organizar tu primer viaje a Europa

Para trayectos cortos por Europa el tren es una muy buena opción. La red ferroviaria conecta las principales ciudades y se viaja muy cómodamente.

Si tenés pensado hacer muchos viajes en tren, podés comprar un abono para usar durante varios días.

Los abonos no son muy económicos y se cuentan por día de uso. De forma que los vas a aprovechar solo si haces muchos viajes en un día.

Así que, antes de decidirte, tendrías que fijarte si realmente te sale más barato el abono o comprar los boletos individuales.

Te conviene entonces mirar con antelación las páginas web de los trenes de cada país. Fijate el tiempo de trayecto y los precios para planificarlo de la mejor manera.

Bus

Como alternativa al tren podés utilizar el bus, más económico pero, salvo alguna excepción, es bastante más lento. Hay varias compañías de micros que podés buscar si querés abaratar costos.

Avión

Los trayectos más largos los podés hacer en tren o en avión.

Si preferís el avión, en Europa hay muchas aerolíneas low cost que son más económicas que el tren.

Pero, si bien el tiempo de trayecto es también más corto que el del tren, tenés que contar el tiempo que te lleva llegar y salir de los aeropuertos. Los aeropuertos de las low-cost suelen estar más lejos y tenés que contar también con los tiempos de espera antes de los vuelos.

Si vas a usar una aerolínea low cost, fijate también el costo de facturación del equipaje.

El tren tiene la ventaja de no tener tantas restricciones con el equipaje. Las estaciones están dentro de las ciudades y no tenés que llegar con mucha anticipación.

 

Auto

Otra forma de moverte dentro de Europa es el auto.

Recorrer Europa en auto te permite organizar de manera más flexible el recorrido, ya que no estás obligado a respetar un horario determinado, como si lo hicieras con un transporte público.

La posibilidad de moverte por Europa en auto es una ventaja para organizar tu primer viaje a Europa.

También te facilita la búsqueda del hospedaje. Porque con el auto podés parar a mitad de camino o buscar una opción más conveniente, aunque esté más alejada del centro.

Tampoco vas a tener los problemas de traslado de equipaje ni tener las valijas a cuestas esperando la hora del check-in de los hoteles.

cómo organizar tu primer viaje a Europa

Hay muchas agencias donde podés alquilar un auto. Lo podés consultar en rentalcars.

 

Si pensás hacer un recorrido en auto, tenés muchos consejos y recomendaciones en Italia en auto – Una ruta imperdible.


Ya sea que utilices uno u otro medio de transporte, no te olvides de marcarlo en tu cronograma como “día de traslado”.

 

5- Transporte público y atracciones varias – cómo organizar tu primer viaje a Europa

Después de tener armado lo “macro” (vuelo, hospedaje y traslados), es momento de que planifiques lo “micro”.

En tu organización para tu primer viaje a Europa te recomiendo que organices los traslados del día dentro de las ciudades con los lugares que vas a visitar.

El transporte público en Europa no es muy barato. Por eso lo mejor es que puedas comprar algún el abono, según la cantidad de días que vas a estar.

Dependiendo de la ciudad en la que estés, vas a tener abonos por cantidad de viajes, por cantidad de días o tarjetas recargables.

Los buses suelen ser más económicos que el metro y, además podés ir viendo la ciudad mientras viajás.

cómo organizar tu primer viaje a Europa

Para las atracciones como museos o parques, podés consultar los pases que tienen todas las ciudades.

Pero antes de comprar alguno, fijate bien qué es lo que incluye y si te va a servir según lo que querés hacer.   

Podés también usar el primer día para recorrer la ciudad en los buses turísticos o con un Free Walking Tour. De esta forma te asegurás tener una primera vista general de la ciudad para luego puntualizar en los lugares que más te interesan.

 

Planificá tu recorrido diario – cómo organizar tu primer viaje a Europa

Cuando ya tengas claro cuáles son los lugares que querés ver en cada ciudad, es muy importante que los organices en un recorrido para cada día.

Podés armarlo con google maps, y guardarlos para utilizar allá en modo sin conexión, por si en la calle no tenés wifi.

  • Una muy buena opción es comenzar con un tour gratuito para tener una ideal general de la ciudad.
  • También podés aprovechar los tours para conocer alguna ciudad cercana en el día.

 

 

6- Documentación – cómo organizar tu primer viaje a Europa

En la organización de tu primer viaje a Europa no podés obviar la documentación. Probablemente esta sea la parte más aburrida de la planificación. Pero es sumamente importante y probablemente la que genera más dudas.

Qué vas a necesitar para viajar a Europa:

Pasaporte

Para ingresar al espacio Schengen, lo primero que tenés que tener es un pasaporte que tenga una vigencia mínima de 3 meses posteriores a la finalización del viaje.

Para otros países la vigencia debe ser de al menos 6 meses. Así que lo mejor es que averigües cuál es la normativa del lugar a donde vas a viajar y que tengas el pasaporte actualizado para no arriesgarte.

¿Qué es el espacio Schengen?

El espacio Schengen lo conforman los 26 países europeos que no tienen control fronterizo.

Esto significa que vas a hacer migraciones en el primer país europeo al que llegues, aunque sea una escala. Si ese país pertenece al espacio Schengen, vas a poder pasar a cualquier otro país del espacio Schengen sin tener que volver a hacer migraciones.

Por el contrario, si entrás (o vas a pasar) por un país o región no Schengen, por ejemplo el Reino Unido, tenés que hacer migraciones nuevamente.

Si no disponés de un pasaporte comunitario, podés permanecer hasta 90 días en el espacio Schengen. Y además pueden pedirte alguna otra documentación para asegurarse de que vas por un tiempo limitado:

  • Pasaje de vuelta
  • Reservas de alojamiento
  • Demostrar solvencia económica para la cantidad de días que vas a estar allá.

En el caso que vayas a la casa de un amigo o pariente y no tengas reserva del alojamiento, te puede pedir una carta de invitación.

Nueva normativa a partir de 2021

Por el momento, si viajas con pasaporte argentino, no necesitas visa pero, a partir de 2021 vas a necesitar una autorización de viaje.

Este nuevo trámite se llama ETIAS (“Sistema Europeo de Información y Autorización de Viaje”) y cuando se implemente vas a tener que pedir la autorización de viaje por internet y pagar 7 euros.

Seguro de viaje

Viajar con seguro de viaje es indispensable.

Entre los requisitos que pueden pedirte al entrar a Europa, uno es el seguro de viaje que debe cubrir como mínimo 30 mil euros. No te arriesgues a viajar sin seguro, si te lo piden y no lo tenés pueden denegarte el ingreso.

Pero lo más importante es que, si llegás a necesitar atención médica y no tenés el seguro, los costos en Europa son altísimos.

Además tener un seguro de viaje te protege de la pérdida o demora de equipaje, retraso o cancelación de vuelos y otros percances que podés tener cuando viajas.

Averigua si tu tarjeta de crédito te ofrece algún tipo de cobertura y gestionarlo con anticipación. Pero nunca dejes de incluir el seguro médico en la organización de tu primer viaje a Europa.

Tarjetas de crédito

Otro de los trámites que tenes que hacer para organizar tu primer viaje a Europa es el de las tarjetas de crédito.

Lo principal es que hagas el aviso de viaje en tu banco y en las compañías de las tarjetas. Esto generalmente se hace por Home Banking y, en algunos casos, por teléfono.

Los datos que te van a pedir son la fecha de viaje y los países que vas a visitar.

Junto con el aviso de viaje podés gestionar (por Home Banking o teléfono) el pin para la tarjeta de crédito. Este pin lo vas a necesitar para sacar plata de los cajeros automáticos con la tarjeta de crédito. También te pueden pedir el pin cuando comprás pasajes de tren en las máquinas que están en las estaciones.

Podés utilizar tus tarjetas de débito (preferentemente con chip) y, si tenés cuenta en dolares la podés poner como cuenta principal para que se debite directamente de esa cuenta.

 

7- Equipaje – cómo organizar tu primer viaje a Europa

Y el último consejo de cómo organizar tu primer viaje a Europa es: VIAJÁ LIVIANO, no te lleves cosas por las dudas, llevá lo necesario. Planificá lo que te vas a poner y llevá ropa que combine entre sí.  

Trasladar el equipaje es una de las peores cosas de los viajes.

Vas a tener que subir a trenes, colectivos, subtes y escaleras mecánicas. Así que lo mejor sería llevar solo lo imprescindible. Dejá espacio para las cosas que vas a ir acumulando allá.

Llevá una valija liviana y preferentemente con 4 ruedas que son las mejores.

Con esto terminamos con los 7 pasos imprescindibles para que sepas cómo organizar tu primer viaje a Europa.

Eso sí, es imprescindible que planifiques tu viaje, pero dejá también lugar para la improvisación.

Dejá que el viaje te sorprenda y que te lleve, por momentos, a lugares impensados.

Muchas veces lo mejor aparece cuando te perdés caminando por una ciudad.

Si te gustaron los consejos sobre cómo organizar tu primer viaje a Europa seguí leyendo Italia en auto. Vas a encontrar muchos consejos para alquilar tu auto en Italia.