38 cosas que tenés que hacer en Italia al menos una vez en la vida

368

Roma, Florencia y Venecia son los lugares básicos que tenés que visitar en Italia, pero si realmente querés conocer La bella Italia tenés muchos lugares más para recorrer. Agendate esta lista con las 38 cosas que tenés que hacer en Italia al menos una vez en tu vida.

Qué hacer en Italia

1- Recorrer Roma en Vespa

Photo by Iga Palacz on Unsplash

Roma es ideal para conocer caminando, pero si querés recorrer la ciudad como un local, tenés que hacerlo en Vespa. A los italianos les gusta mucho andar en motorino porque se adapta muy bien a las calles estrechas de las ciudades italianas. En Roma son ideales porque el tráfico es demasiado caótico para andar en auto.

Y si te digo Roma y Vespa lo vas a asociar directamente con varias películas italianas. Vacaciones en Roma es la más conocida, ya que los protagonistas Audrey Hepburn y Gregory Peck hacen el recorrido por la Ciudad Eterna en Vespa.

En Roma hay además un museo Vespa. Muy cerca de los Foros Imperiales está el Vespa Space Museum. Hay una exposición permanente con modelos legendarios como el que fue usado en la película Vacaciones en Roma.

Si querés hacer un recorrido de película por Roma en Vespa podés alquilar una por ejemplo en Bici Baci.

2- Pasar un día de playa en Rimini

Rimini está ubicada en la Emilia Romagna frente al mar Adriático y es un lugar de veraneo internacional. Son 15 kilómetros de playa ideales para una escapada veraniega y disfrutar del dolce far niente italiano bajo una sombrilla o descansando en una hamaca.

Pero, además de playas Rimini es una ciudad de importancia histórica y cultural. Visitá el centro histórico, con la Plaza Cavour, el Arco de Augusto, el Templo Malatestiano construido por Leon Battista Alberti, el Puente de Tiberio, el Castillo Sismondo y el Anfiteatro Romano.

Podés llegar a Rimini desde Bolonia en tren que tarda un poco más de 1 hora.

 3- Visitar San Marino

La Serenísima República de San Marino es el Estado Soberano más antiguo del mundo. Está rodeado por el territorio italiano, entre la Emilia Romagna y Las Marcas y tiene solo 61 km2 de superficie.

Visitar este pequeño Estado es una de las cosas que tenés que hacer en Italia.

La ciudad medieval se extiende bajo el Monte Titano que es la imagen icónica de San Marino. En la cima hay tres torres-castillos: el Castillo de la Guaita, el Castillo de la Cesta y la Torre Montale. Además de subir a las dos primeras torres y tener vistas impresionantes desde el monte Titano, podés pasear por el casco antiguo con sus plazas, iglesias y museos.

Y además, si vas a la Oficina de Turismo podés sellar tu pasaporte con el sello de San Marino.

Para llegar a San Marino lo mejor es ir desde Rimini. El autobús lo podés tomar en la estación de tren de Rimini y te deja en el Piazzale Cacigni.

4- Conocer el Lago di Como

Photo by Karl Moran on Unsplash

El Lago di Como es un paseo imperdible que podés hacer desde Milán en el día. Está ubicado en la región de Lombardía, al pie de los Alpes y frente a Suiza.

Además de caminar por el centro histórico de Como, te recomendamos que tomes el barco que recorre el lago hasta Bellagio o Varenna e ir bajándote en los distintos pueblos.

El recorrido lo podés hacer en el día y una de las alternativas es ir en tren.

Tenés que ir a la estación de Milano Nord Cadorna (cerca del Castello Sforzesco) y bajarte en Como Lago.

Desde ahí podés tomar el barco hasta Bellagio.

5- Subir a la Torre de Pisa

Pisa es una ciudad de la Toscana a la que podés llegar muy fácilmente desde Florencia. La parte más interesante es la Piazza dei Miracoli, que es donde está el Duomo: la Catedral, la Torre inclinada, el Baptisterio y el Camposanto.

La famosa Torre es el campanario de la Catedral de Santa Maria Asunta y la imagen icónica de Pisa gracias a sus 5,5 grados de inclinación.

Varias veces estuvo cerca de caerse, pero actualmente está restaurada y podés subir por los 8 pisos de la torre a través de 293 escalones de caracol. Desde el mirador tenés una vista excepcional de la Piazza dei Miracoli.

La mejor manera de ir a Pisa es el tren.

Desde Florencia tomás el tren en la Estación Santa María Novella y llegás en aproximadamente 1 hora con el Regionale Veloce y en 1 hora y media con el Regionale.

6- Recorrer la Toscana en Auto

Que hacer en Italia

Recorrer la Toscana en auto es una de las cosas que tenés que hacer en Italia. Lo ideal sería que le dediques al menos 3 días. ¡No te vas a arrepentir!

La provincia de Siena está llena de pueblitos pintorescos con paisajes para disfrutar mientras viajas.

Vas a ver paisajes increíbles entre colinas y viñedos, como si estuvieras en una película. Podés hacerte una idea mirando Bajo el sol de la Toscana o Cartas a Julieta.

Si partís desde Florencia podés empezar por San Gimignano y pasar después por Siena. Desde ahí podés recorrer San Quirico, en el valle D´Orcia, y Bagno Vignoni. La ruta desde San Quirico D´Orcia a Bagno Vignoni es una de las más lindas de la Toscana y una de las principales rutas fotográficas. Durante el recorrido te vas a encontrar en medio de un paisaje impresionante rodeado de vistas típicas.

Desde Bagno Vignoni podés seguir por Pienza. Si tomás un camino interno, podés aprovechar para pasar por la Capella di Vitaleta. Esta pequeña capilla con cipreces a ambos lados, está ubicada en el medio de la colina y es una de las más fotografiadas de la Toscana.

Pienza es una ciudad construida por Eneas Silvio Piccolomini, el papa Pío II, que buscaba crear -desde cero- la ciudad renacentista ideal.

En la plaza de forma trapezoidal se destacan la Catedral de Pienza, Santa Maria Assunta y el Palazzo Piccolomini. En ambos edificios se buscó integrar la construcción arquitectónica con las vistas del paisaje que rodea la colina.

Otro de los pueblos por donde podés pasar es Montepulciano que está a solo 15 km de Pienza. Antes de llegar podés pasar por la Iglesia de San Biagio, una pequeña iglesia de planta central, inmersa en el paisaje.

7- Subir a la Catedral de Milán

Qué hacer en Italia
Photo by Pollard Lucien on Unsplash

La catedral de Milán es un imponente edificio gótico tardío donde resaltan los pináculos o “agujas” y las torres con esculturas.

Subí a la terraza panorámica para ver de cerca la decoración arquitectónica, además de tener una vista majestuosa de la ciudad.

8- Visitar las ruinas de Pompeya

La visita a las ruinas de la ciudad sepultada por la erupción del Vesubio, es una de las cosas que tenés que hacer en Italia.

Podés llegar a Pompeya desde Roma en tren. Primero tenés que tomar un tren a Nápoles.

Una vez que llegas a Napoli Garibaldi, tenés que bajar al subsuelo de la estación y ahí tomas el tren Circunvesuviano que va hasta Sorrento.

Son aproximadamente 40 minutos de viaje desde Nápoles a Pompeya.

Otra opción para ir de Nápoles a Pompeya es mediante el Campania Express. Este es un tren turístico, más rápido y cómodo que el anterior. Son 30 minutos aproximadamente

La estación donde tenés que bajar es Pompei scavi – Villa dei Misteri. Desde acá estás a pocos metros de la Puerta Marina que es la entrada principal.

Una opción más cómoda es que hagas el Tour a Pompeya desde Roma, que además incluye una parada en Nápoles. Si vas desde Nápoles también podes hacer este Tour a Pompeya y al Vesubio.

Pompeya es uno de los lugares a los que podés ir desde Roma en el día.

9- Subir a la cúpula de la catedral de Florencia

La cúpula de la Catedral Santa Maria dei Fiore es uno de los iconos de Florencia. Recorrerla por dentro es una de las cosas que tenés que hacer en Italia.

Realizada por  Filippo Brunelleschi en el siglo XV, fue un gran desafío para la época. Al subir vas a ver los ladrillos en forma de espina de pescado que fue la idea del arquitecto para que se pudiera sostener. Brunelleschi estaba tan seguro de su obra que, se dice, que dormía debajo de la cúpula para demostrar que no se iba a caer.

Imperdibles de Florencia

Para subir, además de comprar la entrada tenés que hacer una reserva previa. Y tené en cuenta que no hay ascensores, así que vas a tener que subir a pie los 463 escalones. En el trayecto también vas a pasar por pasadizos estrechos y algunos tramos de escaleras verticales.

Igualmente entre los tramos hay ventanas y algunos lugares para detenerse a descansar un rato. Además la vista desde la parte superior de la Catedral bien vale el esfuerzo.

10- Ver un espectáculo de ópera en Verona

Qué ver en Italia
Photo by Maksym Harbar on Unsplash

Verona es una ciudad de la región del Véneto, conocida mundialmente por ser el lugar donde sucede la historia de Romeo y Julieta de Shakespeare.

Además de visitar la casa de Julieta en la Piazza delle Erbe, donde está el famoso balcón, Verona tiene un anfiteatro romano. La arena de Verona es un edificio muy bien conservado donde podés ir a ver un espectáculo de ópera durante el Festival dell´Arena di Verona.

Todavía quedan más cosas que tenés que hacer en Italia

11- Descubrir Bizancio en Ravenna

Ravena es una ciudad del norte de Italia ubicada sobre la costa del mar Adriático en la Emilia-Romagna. Si bien no es una de las ciudades más visitadas de Italia, tiene un patrimonio artístico impresionante ligado a su pasado bizantino.

Qué ver en Ravena

En Ravenna tenés muchos edificios construidos durante el período bizantino, que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Estos edificios datan de los siglos V y VI, cuando la ciudad estaba gobernada por el rey ostrogodo – Teodorico el Grande- y del gobierno del emperador Justiniano.

Podés visitar la Iglesia Palatina San Apolinario Nuevo, el Baptisterio Arriano, el Baptisterio Neoniano, la Basílica de San Vitale, el Mausoleo de Gala Placidea, el Mausoleo de Teodorico y la Iglesia de San Apolinario in Classe.

Las entradas para San Apolinario Nuevo, el Museo Arcivescovile, el Baptisterio Neoniano, la Iglesia de San Vitale y el Mausoleo de Gala Placidea se compran conjuntamente en la boletería de cualquiera de los monumentos.

12- Pasar un día en Capri

La hermosa isla de Capri está ubicada en el Mar Tirreno, en el sur de Italia. Es parte de la bahía de Nápoles y famosa por sus bellezas naturales.

Un imperdible que tenés que hacer en Italia!

Los paisajes de la isla de Capri son tan impresionantes, que la sensación se puede resumir con el dicho popular: “Ver Nápoles (o Capri) y después morir”. Actualmente es el lugar que eligen muchos turistas y famosos para descansar, recorrer sus callecitas y disfrutar de sus aguas cristalinas.

Recorré la Marina Grande, la Marina Piccola, el “Salto de Tiberio”, las Villas Imperiales, la Piazza Umberto I, la Certosa de San Giacomo, los Giardini di Augusto y, por supuesto, la Gruta Azul.

La forma más fácil de llegar a Capri es desde Nápoles o desde Sorrento.

Con el ferry desde Sorrento, llegas en sólo 20 minutos.

13- Recorrer Cinque Terre

Que hacer en Italia
Photo by Sean Sweeney on Unsplash

Cinque Terre son cinco pueblitos que están entre Génova y La Spezia frente al mar de Liguria: Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso. Combinan el paisaje montañoso con terrazas hacia el mar.

Imperdibles: el Puerto de Riomaggiore, el mirador de Vernazza, la terraza del restaurante “Nessun Dorma” de Manarolla, la via dell´amore, que conecta Riomaggiore con Manarola, y las playas de Monterosso al mare.

Desde Florencia podés recorrer los pueblitos de Cinque Terre en el día.

Lo primero que tenés que hacer es tomar un tren hasta La Spezia Centrale. El promedio de tiempo de este traslado es de 2 horas, por lo que, para aprovechar el día deberías salir bien temprano.

Una vez en La Spezia te conviene comprar la Cinque Terre Card que te permite moverte todo el día utilizando los trenes entre los pueblos. Con la tarjeta, además del uso del tren, tenés wifi gratuito y la entrada a senderos peatonales y algunos museos.

Desde La Spezia hasta Monterosso al mare, que es el más lejano de los pueblos, hay solo 30 minutos de viaje. Podés comenzar por este lugar y luego ir bajando nuevamente hasta La Spezia para volver a tomar el tren a Florencia.

14- Mirar “La última cena” en Milán

En la Iglesia Santa Maria delle Grazie se conserva una de las obras más famosas de Leonardo da Vinci: “La última cena”.

Esta iglesia y el convento dominico fueron construidos por el duque Francesco Sforza en el siglo XV.

Durante estos años fue convocado Leonardo para pintar el refectorio del convento.

El refectorio (o comedor) del convento se conoce como Cenacolo, lugar donde cenaban los monjes.

Leonardo realizó esta obra a cuatro metros de altura. Simula ser una sala donde Cristo cena con sus apóstoles y al mismo tiempo acompañaban la comida de los monjes.

La pintura está bastante deteriorada debido a que Leonardo no la realizó con el habitual buon fresco, sino que experimentó con una técnica seca. La estancia sufrió además los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

La reserva es obligatoria y las entradas salen a la venta unos meses antes. Tené en cuenta que las entradas compradas no pueden cambiar de nombre.

Después de comprarlas por web las tenés que retirar por la boletería presentando una identificación. Tenés que retirarlas por lo menos 20 minutos antes del horario de la visita.

15- Navegar por la Costa Amalfitana

Navegar por la Costa Amalfitana es una de las cosas que tenés que hacer en Italia. Ubicada en la región de la Campania, entre Nápoles y Salerno, está bañada por el mar Tirreno. Este territorio era antiguamente la República Amalfitana, que tenía su capital en Amalfi.

Los lugares más interesantes para visitar incluyen Positano, Amalfi, Ravello, Maiori y Minori. Podés recorrer todos los pueblos en autobús o en auto y combinarlo con un paseo en barco para ver el paisaje desde dos puntos de vista distintos.

Podés tomar el ferry y elegir diferentes rutas para ir moviéndote entre los pueblos.

16- Pasar un día en Turín

Qué hacer en Italia
Photo by Fabio Fistarol on Unsplash

Turín es una ciudad del norte de Italia ubicada en la región del Piamonte.

En un día podés recorrer la Piazza San Carlo, el Museo Egipcio, la Piazza Castello, donde están el Palazzo Reale y el Palazzo Madama. Imperdible la Catedral de Turín, donde se guarda el Sudario de Cristo.

Pasá por el Mirador Monte dei Capuccini para tenér una vista panorámica con la Mole Antonelliana de fondo que, además de ser el Museo del cine es la vista típica de Turín.

17- Entrar a la Catedral de Siena

La Catedral de Santa Maria dell´Assunta está en la Piazza del Duomo de Siena.

La iglesia fue construida entre 1220 y 1370 y es uno de los mejores ejemplos de arquitectura románico-gótica italiana.

La fachada gótica esta revestida con mármoles de colores, blancos, rojos y verdes, mientras que la torre campanario románica tiene las características bandas de mármol en blanco y verde oscuro (casi negro) que remiten a los colores de Siena.

El interior de esta iglesia es realmente impactante, más aún que el de las catedrales de Florencia o Pisa.

Las paredes y columnas están revestidas en mármol bicolor blanco y negro, típico de las iglesias toscanas. La bóveda y la cúpula se pintaron de azul y dorado simulando un cielo estrellado. Y no te olvides de mirar el pavimento, ya que todo el piso de esta iglesia está cubierto con mosaicos, que combinan la decoración geométrica con historias bíblicas y escenas simbólicas.

Siena en 1 día

Entre las obras que podés ver dentro de la catedral se destaca el púlpito octogonal de mármol realizado por Nicola Pisano que hizo con la ayuda de su hijo Giovanni, en el siglo XIII.

También imprescindible para tu visita a la Catedral de  Siena es la Biblioteca Piccolomini, que está ubicada en la nave izquierda de la iglesia.

La estancia está pintada enteramente con frescos realizados por Pinturicchio, con la ayuda de su discípulo Rafael.

En el centro de la biblioteca vas a ver la escultura de las mitológicas Cárites, también identificada con Las Tres Gracias. Es una copia romana de la escultura original helenística.

18- Visitar el Valle de los Templos en Sicilia

Visitar Sicilia es una de las cosas imperdibles que tenés que hacer en Italia.

Cerca de Agrigento está el Valle dei Templi que es un conjunto arqueológico con restos de la Magna Grecia. Podés recorrer los templos de Hera, de Zeuz Olímpico, de Heracles, de Hefesto, el templo de la Concordia, la necrópolis y muchos otros santuarios de la Antigüedad.

19- Pasear un día por Burano

Qué hacer en Italia
Photo by Tjaard Krusch on Unsplash

Desde Venecia podés ir a Murano y Burano en vaporetto. Lo mejor es que empieces por Murano, luego Burano y desde ahí podés continuar hasta Torcello.

Lo más interesante de Murano son, por supuesto, las  fábricas de cristal y las esculturas de vidrio en las calles.

En Burano son características las casas pintadas en diferentes colores a ambos lados del canal.

20- Tomar Spritz Aperol en Padova

El spritz Aperol es un aperitivo típico de Italia, especialmente de la zona del Véneto.

Las plazas de Padova – Piazza dei Frutti y delle Erbe – son ideales para disfrutar del típico Spritz veneciano.

Especialmente entre los estudiantes universitarios, la hora del Spritz, al atardecer, es casi un ritual.

21- Probar los cannoli sicilianos

Un dulce típico que no podés dejar de probar son los cannoli sicilianos.

Son unos tubos o cañoncitos de masa frita y aromatizada con vino Marsala. Se rellenan con una crema de queso ricotta y se agrega frutas escarchadas, pistachos o chocolate en los extremos.

Si viste la Serie de Montalbano seguro te tentaste! Así que, agendala como una de las cosas que tenés que hacer en Italia en tu próximo viaje

22- Visitar Venecia en carnaval

Qué hacer en Italia
Photo by Eugene Zhyvchik on Unsplash

Algo que todos deberíamos hacer una vez en la vida es disfrutar en vivo y en directo del carnaval de Venecia.

Durante los 10 días que dura la celebración la gente se disfraza y pasea por los canales con trajes típicos del siglo XVII.

Las máscaras y antifaces son el sello distintivo de esta fiesta.

23- Pasar un día en Portofino

Portofino está ubicado en la comuna de Génova en la región de Liguria.

Es un pueblito de pescadores de la Riviera Italiana que se convirtió en lugar preferido del jet set internacional.

Portofino tiene muchos lugares naturales y culturales para visitar. Además es un punto estratégico para que recorras el resto de la región, como Génova y Cinque Terre.

24- Hacer un tour gastronómico en Bolonia

Bolonia es una ciudad ubicada en el centro-norte de Italia, en la región de Regio Emilia.

Desde Florencia, con el tren de alta velocidad, llegás en solo 40 minutos.

Tenés muchos lugares para conocer en Bolonia, pero en un día podés ver lo más importante. Como la Piazza Maggiore, con la Basílica de San Petronio y la Piazza del Nettuno, con la impresionante Fuente de Neptuno, realizada por Giambologna.

Imperdible la visita a las torres, las murallas y los canales. Y si te gusta el arte, no podés dejar de pasar por la Pinacoteca Nacional.

Además de recorrer la ciudad tenés que probar sus comidas típicas. Podés hacer un Tour gastronómico por Bolonia con la visita al Mercado del Cuadrilátero y una degustación de quesos.

25- Pasar una tarde en Taormina

Qué hacer en Italia
Photo by Federico Di Dio photography on Unsplash

Taormina es uno de los lugares más lindos de Sicilia. Podés visitar el Teatro griego y sus increíbles vistas al Etna. Subír a la Iglesia Madonna della Rocca, visitar el Duomo y el Corso Umberto, la calle principal de Taormina.

A Taormina podés llegar desde distintos puntos de Sicilia o Calabria.

Pero si no te querés complicar viajando podés hacer un Tour por Taormina y Castelmola y disfrutar estas dos joyas de Sicilia.

26- Esquiar en las Dolomitas

Las Dolomitas son los Alpes italianos, un paisaje alpino con acantilados, glaciares, lagos y valles.

Los paisajes son hermosos todo el año, pero si vas en invierno podés aprovechar para esquiar.

El Complejo Dolomite Superski tiene 12 estaciones de ski con 1200 kilómetros de pistas, que la hacen la región más grande del mundo para esquiar.

27- Visitar Cerdeña

La Cerdeña es una isla ubicada en el Mar Mediterráneo, ideal para pasar unos días de playa.

La capital es Cagliari, pero si vas varios días podés recorrer toda la isla en auto y conocer sus playas paradisíacas. Además podés visitar los pueblos y ciudades con mucha historia.

Empezá a conocer Cerdeña con esta Visita guiada por Cagliari.

Estas son las últimas cosas que tenés que hacer en Italia

28- Mirar los Trulli en Alberobello

Qué hacer en Italia
Photo by Kirsten Velghe on Unsplash

Alberobello es una pequeña ciudad de la región de la Puglia, en la provincia de Bari. Es uno de los pueblos más lindos y peculiares de Italia.

Lo más característico de esta ciudad son los Trulli que están ubicados en el centro histórico. Los trulli son casas de piedra blanca que los campesinos construyeron con forma redonda y techos cónicos de color gris.

Podés visitar el Belvedere Santa Lucia, la Via Montenero, el Trullo Sovrano, que es el único con dos pisos y la iglesia de San Antonio que tiene también forma de trullo.

Esta parte de Alberobello, que es donde están los Trulli la podés recorrer en un día.

Podés ir desde Bari, pero si no te querés complicar con los traslados mirá este Tour a Alberobello.

29- Recorrer los Sassi de Matera

Matera es una ciudad de la región de Basilicata en el sur de Italia.

Los Sassi (piedras) son un conjunto de Iglesias y casas rupestres que conforman el centro histórico de la ciudad. Son probablemente los asentamientos más antiguos de Italia.

30- Nadar en la Gruta Azul

Una de las cosas imperdibles que tenés que hacer en Italia es la visita a la Gruta Azul en la isla de Capri.

Justamente Capri se hizo famosa con el descubrimiento de la Grotta Azzurra en 1826.

Qué ver en Capri en 1 día

A la grotta azzurra podés llegar en lancha desde el puerto de Capri. También podés tomar un bus desde Anacapri.

Tiene 60 metros de largo y 25 de ancho. El nombre claramente alude al intenso color azul del fondo marino que se refleja en las paredes de la gruta.

Es conveniente comprar el ticket directamente en el lugar. Aunque, si vas en temporada alta es probable que tengas bastante tiempo de espera. Pero, como la visita depende del clima y del estado del mar, lo mejor es comprarla cuando ya sepas que va a hacer buen tiempo.

31- Visitar un viñedo en la Toscana

Photo by Amit Janco on Unsplash

El Valle del Chianti es una de las zonas más lindas de la Toscana y un lugar ideal para recorrer viñedos y pueblitos pintorescos.

Desde Siena o desde Florencia lo ideal es que vayas en auto.

Pero si no querés complicarte con el transporte podés hacer un Tour del vino por el Chianti desde Siena visitando bodegas en un entorno inigualable.

32- Pasar un día en Assisi

Recorrer la famosa ciudad de Asís, tierra de San Francisco, es una de las cosas imperdibles que tenés que hacer en Italia.

Visitá la Basílica de San Francisco, con los frescos realizados por Giotto en el siglo XIII. También las basílicas de Santa Clara y Santa Maria degli Angeli. Además de la arquitectura religiosa, Asís está lleno de rincones pintorescos, ideales para conocer en un día.

Desde Florencia con el tren llegás en 2 horas y media.

Tenés también una opción para hacer un Tour a Asís desde Florencia con las visitas más importantes de la ciudad.

33- Recorrer la muralla de Lucca

Lucca es una ciudad de la Toscana que está muy cerca de Pisa.

Su principal característica es que mantiene la antigua muralla que vas a tener que atravesar para llegar a la ciudad.

En el centro histórico podés visitar la Catedral de San Martín, la Plaza del Mercado y las innumerables torres e iglesias.

A Lucca podés ir directamente desde Florencia o combinarla para hacer el mismo día con Pisa, porque están muy cerca y son dos ciudades bastante chicas.

34- Pasar un día de playa en Tropea

Qué hacer en Italia
Photo by Nemanja Peric on Unsplash

Tropea está en la provincia de Vibo Valentia en la región de Calabria.

Es un famoso lugar de veraneo junto al mar Tirreno. Dada la belleza de sus playas y el color del mar se la llama también Costa degli Dei o Costa de los Dioses. Pero, además de playas, podés recorrer las callecitas del centro histórico con sus vistas panorámicas; la Catedral de Tropea y el Santuario de Santa Maria dell´Isola.

Imperdible el Paseo en Barco por el Capo Vaticano. Sale desde el puerto de Tropea y recorre las playas más lindas de Calabria.

35- Disfrutar un atardecer en San Gimignano

San Gimignano está a mitad de camino entre Florencia y Siena.

Es una ciudad medieval amurallada con calles peatonales, famosa por sus 13 torres. Recorré la Piazza del Duomo, la Piazza de la Cisterna y paseá por sus miradores.

Y quedate a ver el atardecer en la ciudad!

No hay tren directo de Florencia a San Gimignano. Podés ir en tren hasta Poggibonsi-San Gimignano, que tarda aproximadamente 1 hora, y luego combinar con el autobús línea 130, que tarda otra media hora.

Otra opción es ir directamente en bus, pero también tenés que cambiar en Poggibonsi. Tenés que tomar la línea 131 de Florencia a Poggibonsi y la línea 130 desde Poggibonsi hasta San Gimignano. Tarda entre 1 hora y media y 2 horas.

Si querés evitar complicaciones podés hacer directamente un Tour que te lleva a San Gimignano, Siena y Chianti.

Desde Siena podés hacer una Excursion a San Gimignano y Monteriggioni.

36- Hacer un tour por las Islas Eolias

El sur de Italia está lleno de pueblitos y rincones para disfrutar las vistas paradisíacas de aguas cálidas y cristalinas. Las Islas Eolias, Lipari y Vulcano, combinan este paisaje natural de aguas azules con la impronta cultural de los pueblos antiguos.

Las Islas Eolias o Eólicas se ubican en el mar Tirreno.

Están formadas por un archipiélago volcánico con 7 islas principales: Lipari, Alicudi, Filicudi, Panarea, Salina, Stromboli y Vulcano.

Para ir a las Islas Eólias podés ir en ferry saliendo desde Sicilia o Calabria y recorrer las islas principales, Lipari y Vulcano.

También podés comprar los tickets del ferry individualmente y recorrer las islas que quieras.

Desde Sicilia podés salir principalmente del puerto de Milazzo, pero también hay salidas desde Messina, Palermo o Cefalú.

En Calabria los ferries salen desde el puerto de Vivo Valentia o desde Reggio Calabria.

37- Visitar Polignano a Mare

Polignano a Mare es una localidad de la provincia de Bari en la región de la Puglia.

Es un pueblito de pescadores,  situado sobre un acantilado, con casas blancas que contrastan con el azul del mar Adriático.

Una visita imperdible que tenés que hacer en Polignano a Mare es Grotta Palazzese. Es un hotel-restaurante ubicado en una cueva marina -en la gruta Palazzese-  a unos 24 metros sobre el nivel del mar.

A Polignano a Mare podés ir en tren desde Bari. Desde la estación Bari Centrale llegás en media hora. De la estación estás a 10 minutos del centro de Polignano.

38- Comer pizza en Nápoles

La última de las cosas que tenés que hacer en Italia es comer pizza en Nápoles.

Nápoles es una ciudad de la región de la Campania donde tenés mucho para conocer.

Además de recorrer la ciudad, no te podés ir de Nápoles sin probar la mejor pizza del mundo, la famosa Margherita, con tomate, mozzarella y albahaca fresca.

Esta es la lista con las 38 cosas que tenés que hacer en Italia

¿Qué otras cosas nos recomendás para hacer en italia?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá un comentario
Por favor, introducí tu nombre acá