Qué ver en La Haya en 1 día – recorrido por Holanda

112

Como Holanda no es sólo Ámsterdam, una buena idea es que te hospedes en la capital y desde ahí recorras otras ciudades. La eficiente línea ferroviaria holandesa posibilita que te muevas fácilmente de ciudad en ciudad. Una de estas ciudades es La Haya -Den Haag en neerlandés- que está a unos 50 km de Ámsterdam. Así que si pensás pasar, aunque sea un día, no te pierdas este recorrido con todo lo que tenés que ver en La Haya para recorrer Holanda más allá de Ámsterdam.

Recordá que otra de las ciudades donde te podés hospedar para recorrer el resto de Holanda es Haarlem. Está a sólo 15 minutos de Ámsterdam, es un poco más económica y está también muy bien conectada con el resto del país. Lo podés ver en Haarlem en 1 día.

Como te dije, la mejor manera de llegar a La Haya desde Ámsterdam es en tren.

Desde Ámsterdam Centraal llegás en menos de una hora.

La moderna y aristocrática Den Haag es la capital administrativa de los Países Bajos. Es donde se encuentra el Tribunal Internacional de Justicia y la Residencia Real.

Esto hace que tenga fama de ciudad seria, y hasta quizás un poco aburrida. Pero en 1 día de recorrido, vas a conocer lugares muy interesantes y sobretodo, uno de museos más lindos de Europa, el Mauritshuis.

Qué ver en La Haya – recorrido para 1 día

No es una ciudad muy grande, así que podés ir y volver en el día desde cualquier ciudad holandesa.

Todo el recorrido que te proponemos lo podés hacer a pie, empezando y terminando en la estación de trenes Den Haag. También podés utilizar el tranvía para desplazarte a los lugares más alejados.

Plaza Het Plein

Lo primero que tenés para ver al salir de la estación es la plaza Plein.

La Haya está llena de placitas empedradas y es también una de las ciudades con mayor cantidad de espacios verdes de los Países Bajos.

Es un lugar muy animado, especialmente en verano. Acá la gente se reúne a comer en las terrazas de las confiterías y restaurantes que rodean la plaza.

Por la noche también se llena de bares que concentran la vida nocturna de la ciudad.

Uno de los monumentos que tenés para ver en esta plaza, es la escultura del rey Guillermo “el silencioso”, príncipe de Orange.

Son también muy interesantes los edificios que rodean esta plaza, ya que contrastan la arquitectura clásica con las torres modernas.

Museo Mauritshuis

El principal lugar que tenés que ver en La Haya es la Galería Real de Pinturas o Museo Mauritshuis.

El edificio fue construido en el siglo XVII para el Conde Juan Mauricio de Nassau y de ahí el nombre Mauritshuis que significa “Casa de Mauricio”.

En 1822 pasó a ser museo.

La colección pertenece principalmente al Siglo de Oro Holandés. Esta se reparte en las distintas salas del palacio, que mantiene su exquisita decoración.

No es demasiado grande, así que en un rato lo podés ver todo. Igualmente te recomiendo que no te pierdas de ver algunas obras puntuales.

Por supuesto, la estrella de este museo es “La joven de la perla” de Johannes Vermeer -la llamada “Gioconda del norte”.

Si te gusta este artista, y este cuadro en particular, podés ver el film de Peter Webber de 2007, donde Colin Firth interpreta a Vermeer y Scarlett Johansson a La chica de la perla.

Otras obras imperdibles son:

  • La “Vista de Delft”, también de Vermeer.
  • La “Lección de Anatomía del Dr. Nicolaes Tulp”, de Rembrandt.

  • El “Chico riendo”, de Frans Hals
  • “El Jilguero”, de Carel Fabritius
  • “El Toro”, de Paulus Potter
  • y el “Jarrón con flores en una ventana”, de Ambrosius Bosschaert el Viejo.

Podés ver más obras de este museo consultando la web del Mauritshuis.

Binnenhoff

Al lado de la plaza Plein están los edificios del Parlamento holandés.

Se entra a través de la Puerta de Grenadierspoort, uno de los lugares más fotografiados de La Haya.

Binnenhoff significa “Patio interno” y es precisamente eso, un patio rodeado de edificios y una fuente en el medio.

Este es el Centro Político de la Haya y acá tiene su oficina el Primer Ministro de los Países Bajos.

Los edificios son del siglo XIII, cuando comenzó a construirse el castillo del Conde Floris IV de Holanda. Es decir que este es el lugar donde comenzó a gestarse la ciudad.

Ridderzaal

Dentro de este patio, el edificio más importante que vas a ver es el Ridderzaal o Salón de los Caballeros.

Es un edificio gótico con fachada triangular y dos torres circulares.

Si bien parece una iglesia, es un edificio civil. Con el discurso del rey, se da comienzo a la actividad parlamentaria.

En el centro del patio está la fuente del Conde Guillermo II de Holanda. En esta fuente predomina el trabajo del metal con toques dorados y culmina con la estatua dorada del rey.

El Hofvijver o Lago de la Corte

Junto al patio -en la plaza Buitenhof- está este pintoresco lago, que era parte del castillo medieval.

Buitenhof significa “patio exterior” y marcaba el límite externo del Palacio de los Condes.

Desde acá tenés una de las vistas más lindas y típicas de la ciudad, con los edificios que se ubican en torno al lago y se reflejan en el agua.

Gevangenpoort – Museo de la Prisión

Sobre la misma plaza Buitenhof, podés visitar también el Museo de la Antigua Prisión.

Este edificio era originalmente parte de la entrada al Binnenhof, la puerta principal del Castillo de los Condes de Holanda.

Hasta el siglo XIX el lugar funcionó como cárcel. Acá fueron ejecutados por ejemplo los flamencos que habían sido acusados de complotar contra el principe de Orange.

También en esta cárcel fue condenado Jan de Bakker, el primer acusado de herejía de Holanda que fue quemado en la hoguera.

Además de conocer las historias de cuatro siglos de castigos, en este museo también podés ver los elementos de tortura con los que eran sometidos los prisioneros.

Si querés conocer más, podés consultar la web del Museo Gevangenpoort.

Plaza Plaats

Plaats es otra de las plazas que rodean el centro de La Haya. Es pequeña pero tenés muchas confiterías y restaurantes para parar un rato a tomar algo.

Lange Voorhout

Esta extensa avenida es el primer boulevard de Europa y es un lugar ideal para un paseo tranquilo.

Está flanqueada por una arboleda de tilos y durante tu caminata vas a poder ver la arquitectura neoclásica de las casas y muchas esculturas urbanas.

Museo Escher

Entre la arquitectura se destaca el Palacio Lange Voorhout -que actualmente es el Museo Escher-. También está el Hotel des Indes, un hotel de lujo que podés visitar aunque no te hospedes ahí.

Los domingos se instalan también los mercados de antigüedades.

Rusthof

El Rusthof de La Haya es uno de los patios internos típicos de los Países Bajos. Hay varios en Haarlem y también en Ámsterdam.

Estos patios estaban rodeados de viviendas que se utilizaban para albergar a ancianos. En en este caso eran mujeres solteras.

Actualmente está restaurado y se puede visitar desde las 10 de la mañana hasta las 5 de la tarde.

Palacio Noordeinde y Calle Real

En el camino hacia el Palacio de la Paz, podés recorrer la calle Noordeinde -Calle Real- y pasar por uno de los palacios de la Casa Holandesa.

En este lugar trabaja el rey Guillermo Alejandro y, si bien el palacio no se puede visitar, toda la calle Noordeinde -adornada con coronas- merece un recorrido.

Si pasás por el palacio y la bandera holandesa está izada significa que el rey está dentro.

Vredespaleis

Uno de los principales lugares que tenés que ver en La Haya es el Palacio de la Paz, donde está la Corte Internacional de Justicia.

El edificio fue construido en el 1900 en estilo neorrenacentista. Para su construcción fue muy importante la colaboración de distintas naciones. Estas donaron, tanto materiales para su construcción, como objetos decorativos.

El lugar concentra los anhelos de pacificación mundial.

Esto se enfatiza con el árbol de los deseos, que está ubicado en el exterior del palacio, donde la gente coloca sus súplicas.

Grote Sint-Jacobskerk

Ya volviendo hacia el centro histórico podés pasar por el Parque Paleistuin o Jardín del Palacio. Es una gran zona verde con fuentes, flores, setos y estanques que está detrás del Palacio Noordeinte.

Y siguiendo por la Torenstraat llegás a la iglesia de San Jacobo.

Esta importante iglesia protestante de La Haya fue construida entre los siglos XV y XVI.

Los miembros de la Casa Real de Orange, usualmente son bautizados en esta iglesia.

En el interior podés ver vitrales, un púlpito tallado en madera y algunos cenotafios.

Pero las iglesias protestantes actualmente tienen una función más social y cultural. Por eso es común que sean alquiladas para realizar eventos.

Grote Markt

Podés continuar tu recorrido por la Haya visitando la Plaza del Mercado. Además de confiterías, en verano podés asistir a los conciertos que se desarrollan al aire libre.

Gravenstraat y Antiguo Ayuntamiento

Para continuar el camino podés tomar la Gravenstraat que bordea la parte posterior de la Grote Sint-Jacobskerk y pasar por el Antiguo ayuntamiento de La Haya.

El antiguo ayuntamiento es del siglo XVI y aún se utiliza para algunos eventos.

Pero en La Haya tenés también el Ayuntamiento nuevo, ubicado en Spui 70.

El arquitecto Richard Meier diseñó este edificio blanco y moderno que se terminó de construir en 1995.

En 2017, en conmemoración del aniversario del movimiento De Stijl, fue decorado con adhesivos de colores que simulaban un cuadro de Mondrian.

De Passage

Por último, otro de los lugares que tenés que ver en La Haya es esta galería, típica del siglo XIX, donde se concentraban los locales más exclusivos.

Actualmente se mantiene como el Shopping Mall cubierto más antiguo de Holanda. Es del estilo de galerías como la Vittorio Emanuele de Milán o las Galerías Reales San Huberto de Bruselas.

¿Más días en La Haya?

Si vas a estar más tiempo en La Haya podés aprovechar para visitar algunos lugares que están un poco más alejados del Centro Histórico.

Gemeente Museum

Uno de estos lugares es el Museo Gemeente que tiene obras de arte principalmente de los siglos XIX y XX. Especialmente de Piet Mondrian, principal exponente del movimiento De Stijl.

Madurodam

Muy interesante es también la visita a Madurodam. Este parque representa en miniatura los principales lugares de Holanda. Sobre todo es muy recomendada si viajas con chicos, ya que vas a encontrar muchas actividades para hacer.

Está ubicado en el Bosque de Scheveningse, un gran espacio verde de La Haya y también la zona más elevada de la ciudad.

Scheweningen

Muy cerca de La Haya podés visitar la playa más popular de Holanda.

Scheweningen es una enorme playa de 3 kilómetros de extensión. Pero, además de caminar en la arena, tenés mucho para hacer. La ciudad está preparada para recibir a los turistas con una gran oferta de cines, teatros, centros comerciales y distintas actividades acuáticas.

Con esto terminamos el recorrido que tenés que ver en la Haya.

También podés combinarlo con una breve visita a Delft, una ciudad chiquita y pintoresca, que está muy cerca.

Seguí leyendo sobre Holanda con Haarlem en 1 día y Amsterdam en 2 días.