LA VILLE SAVOYE DE LE CORBUSIER – Desde París en el día

La villa Savoye, la joya arquitectónica de Le Corbusier

2769

A sólo 45 minutos de París, en Poissy, podés visitar la Ville Savoye, una  joya arquitectónica realizada por el arquitecto suizo conocido como Le Corbusier.

Sobre Le Corbusier

Si me pedís que te dé cinco nombres de personajes que cambiaron la historia de la arquitectura, sin dudas Le Corbusier está ahí.

Su grandeza anidó en su visión disruptiva.

Formó parte del incipiente Movimiento Cubista junto a Pablo Picasso y Fernand Léger. Ambos discípulos intelectuales de Paul Cézanne.

Con la soltura de un “moderno”, se basó en la manera de combinar y reinterpretar los elementos que componen las construcciones. Como los pisos, techos, paredes, ventanas y estructuras.

Esto produjo una revolución, de la que surgió la arquitectura “moderna”. Y así se ganó un lugar en el olimpo de los arquitectos.

Cómo llegar a la Ville Savoye desde París

  • La Ville Savoye está ubicada en 82 Rue de Villiers, Poissy.
  • La mejor forma de llegar a la ville Savoye es en auto. Hay casi 30 kilómetros desde París, por lo que tardarías unos 45 minutos.
  • También podés ir en tren. Para llegar hasta Poissy tenés que tomar la línea Transilien U que, desde la estación Saint Lazare de París. Hace el trayecto en 18 minutos.
    Podés consultar los horarios y tarifas en la web del Transilien.

Para ir desde la estación hasta la Ville Savoye, podés tomar el bus 50. El bus tarda unos 11 minutos, pero también lo podrías hacer a pie.

Ville Savoye Poissy

El trayecto a pie desde la estación hasta la villa es de aproximadamente 30 minutos.

Pero si lo hacés bordeando el Sena vas a pasar por lugares muy lindos, como el Puente Viejo.

También podés recorrer el Parque Meissonier. Caminar por Allée des Glaieuls y por la avenida Blanche de Castille hasta llegar a la villa.

La arquitectura de la Ville Savoye

Repasemos de dónde venía la construcción…

Si tomamos nota de que desde el 1500 existían los manuales. Estos manuales con sus variantes estilísticas, respetaban una manera de construir una casa, un palacio o un hospital. De acuerdo al tipo de edificio.

Los edificios, por necesidades estructurales, tenían gruesos muros de ladrillos que se apoyaban en la tierra. Ventanas verticales que captaban el sol de manera escasa, dimensiones y volúmenes imposibles de calefaccionar.

Esto generaba enormes gastos de leña o carbón. Tenían mantenimientos muy caros (de pintura, molduras, etc.) y de dudosa calidad sanitaria.

A fines del siglo XIX, la Revolución Industrial trajo desarrollos tecnológicos novedosos. Entre ellos el uso del acero para la construcción y el hormigón armado.

Ville Savoye

Ésto, sumado al trabajo de médicos y políticos que luchaban contra la insalubridad de las viviendas parisinas y la propagación de la tuberculosis, le permitió a Le Corbusier desarrollar un conjunto de principios arquitectónicos.

Estos principios dictaban su técnica y él los llamó: “los cinco puntos de la arquitectura moderna”. Eran una versión actualizada de los 10 libros de la arquitectura de Vitruvio.

Los 5 puntos de la arquitectura moderna

Se considera que su Ville Savoye es el ejemplo más evidente en donde desarrolla estos cinco puntos:

  • Pilotis o columnas que apoyan en la planta baja: Con la utilización del hormigón se pudieron eliminar los muros que soportan el peso del edificio. Esto dio paso al surgimiento de una nueva estética. La planta baja es ahora un espacio despejado que sirve para la circulación evitando los lugares oscuros y húmedos.
  • Planta libre: La eliminación de los muros de carga, reemplazados por los pilares de acero u hormigón armado, permitió liberar el espacio. Por lo tanto, la distribución se hace independiente de la estructura.
  • Fachada libre de elementos estructurales: la fachada tiene también un diseño libre. Separa el exterior del edificio y lo libera de su función estructural.
  • Ventana horizontal: atraviesa la fachada a lo ancho del edificio iluminando las habitaciones equitativamente.
  • Techo-jardín: El techo deja de ser sólo el cerramiento del edificio para tener otros usos.

Le Corbusier había planteado también un sexto punto que es la eliminación de la cornisa. Pero ésto infiere sólo a nivel estético.

La Ville Savoye

En la Ville Savoye -considerada su obra maestra- Le Corbusier puso en práctica estos cinco puntos.

La Ville Savoye

El edificio se eleva sobre el terreno mediante las columnas o pilotis de hormigón armado.

Este nuevo apoyo del edifico le permitió desarrollar una fachada libre, ya que ahora no tenía función estructural.

También tiene una planta libre, donde los espacios interiores podían tener cualquier forma, porque tampoco necesita muros de carga que interfieran en el diseño.

Las ventanas horizontales de la segunda planta, permiten una gran entrada de luz y favorecen la vista desde el edificio hacia el entorno que lo rodea.

El espacio verde se amplía con el techo-jardín. A este se accede por medio de una rampa desde la planta baja y proporciona un “paseo arquitectónico” en la terraza del edificio.

Le Corbusier agregó además, cosas que hoy damos por sentadas, como los placares de los dormitorios, la calefacción por radiación, baños con desagües.

Los espacios a nuestra medida, en vez de la monumentalidad del edificio, tienen su origen, entre otras cosas, en esta casa.

Algunos datos curiosos sobre la Ville Savoye

  • Las barandillas tubulares blancas recuerdan la estética industrial de “transatlántico” que tanto admiraba Le Corbusier.
  • La entrada de coches, alrededor de la planta baja, mide el radio de giro exacto de un automóvil Citroën de 1927.

Ver la arquitectura moderna sin su entorno, es como ver un cuadro de Van Gogh en blanco y negro.

La Ville Savoye, en medio de un terreno despejado y sin la molestia de otras construcciones que limiten su desarrollo, es un valor agregado.

Esta casa retoma el concepto de “villa”, conocido desde la Antigüedad, reformulándolo en un espacio moderno, pero manteniendo la función de casa de fin de semana para descansar y tener contacto con la naturaleza.

Podés conocer más sobre este lugar en la web de la Ville Savoye. Tambien podés consultar ahí los horarios de apertura y los precios de las entradas.

¿Querés ver más escapadas desde París?