Las mejores Catacumbas de Roma para visitar

266

Roma no solo son calles empedradas y monumentos majestuosos, hay también un mundo subterráneo relacionado con la rica historia de la «Ciudad «Eterna». En este caso vamos a viajar a los inicios del cristianismo que, si bien tuvo su punto más alto con la construcción de la Basílica de San Pedro, sus origenes fueron mucho más austeros, misteriosos y ocultos. Las catacumbas de Roma, son laberintos subterráneos que nos transportan a un pasado de creencias y tradiciones. Y es por esto que están entre las visitas que tenés que hacer en Roma.

También te puede interesar:

 

 

Qué son las Catacumbas de Roma

Para entender el significado de las catacumbas de Roma, tenemos que partir de la base de que, del siglo I al III d.C., los primeros seguidores del cristianismo vivían dentro del Imperio romano y no eran aceptados. Sus creencias chocaban con la religión politeísta y de veneración dirigida a la figura del emperador. Esto se tradujo en persecuciones que dieron origen a los santos mártires.

A partir del siglo II, surgió la práctica de sepultar a los difuntos bajo la tierra. Para eso se excavaron las catacumbas que, a medida que se iban necesitando, se expandían en redes subterráneas con distintos niveles de profundidad.

Como tampoco tenían lugares para profesar su fe, las catacumbas se transformaron también en lugares clandestinos para reuniones. Fue en las catacumbas donde, ocultas bajo tierra, surgieron las primeras imágenes cristianas. Estas eran formas simbólicas para que no pudieran ser comprendidas por los paganos.

En el año 313, con el Edicto de Milán promulgado por el emperador Constantino, los cristianos fueron aceptados y dejaron de ser perseguidos. A partir de este momento pudieron comenzar a construir iglesias y profesar su culto libremente. Posteriormente, en el año 380, el emperador Teodocio, convirtió el cristianismo en religión oficial del Imperio romano. Las catacumbas continuaron siendo lugar de enterramiento hasta el siglo V.

Con la caída del Imperio Romano, muchos monumentos de Roma se destruyeron. Las reliquias de santos y mártires se trasladaron a las iglesias y las catacumbas, en su mayoría, se abandonaron.

Mapa con las mejores Catacumbas de Roma

Las mejores Catacumbas de Roma y cómo llegar

Las catacumbas están formadas por pasadizos excavados en la roca volcánica formando galerías estrechas con lóculos donde se sepultaban los difuntos. Estos se colocaban directamente sobre la tierra, envueltos en una sábana y rociados con cal. Luego se cerraba con una placa de mármol o argamasa. Algunas tenían inscripciones y a otras se le colocaban objetos para diferenciarlas.

Además, en estas galerías vas a encontrar las primeras imágenes cristianas, que se pintaban en las paredes de las catacumbas o se grababan en las lápidas de mármol en forma de símbolos.

Catacumbas de Roma

Algunos de estos ejemplos son el monograma de Cristo, el pez, la paloma, Alfa y Omega, el ancla, el ave fénix, la Orante y el Buen Pastor con la oveja sobre sus hombros (Cristo salvador y el alma que salvó).

1- Catacumbas de San Calixto

Entre las mejores catacumbas de Roma están las de San Calixto. Se ubican en la Via Appia Antica 110, una antigua vía romana en las afueras de la ciudad y se extienden a lo largo de varios niveles bajo la superficie.

Son especialmente famosas por ser lugar de enterramiento de varios papas y santos mártires.

Cómo ir a las Catabumbas de San Calixto desde el centro de Roma

La mejor manera de llegar a las catacumbas de San Calixto es mediante el autobús:

  • Autobús 118 (dirección Appia/Villa Dei Quintili): lo podés tomar cerca del Coliseo y el Arco de Constantino, en la Via San Gregorio, y te deja en la puerta de las Catacumbas, sobre la Via Appia Antica, parada Catacombe di San Callisto.
  • Autobún 218 (dirección Ardeatina): Podés combinar la visita a las catacumbas con la Catedral de Roma, San Juan de Letrán. En la Via Magnagrecia, tomás el autobús n° 218 que te deja también en la puerta de las catacumbas de San Calixto, sobre la Via delle Sette Chiese, parada «Fosse Ardeatine»

También podés hacer directamente una Excursión a las catacumbas y la Via Appia.

 

 

Cómo visitar las Catacumbas de San Calixto

El recorrido por las Catacumbas de San Calixto se hace mediante una visita guiada. Hay opciones para distintos idiomas, incluido el español, y la entrada la podés comprar online o directamente allá.

Las visitas se hacen cada media hora, de 9.30 a 12 horas y, de 14 a 17 horas. Los miércoles está cerrado.

Como es un lugar sagrado, se recomienda vestir adecuadamente y llevar algún tipo de abrigo, ya que el interior es húmedo y frío. No se recomienda la visita a personas con claustrofobia, ni a quienes tengan muchas dificultades para caminar.

En el interior no se puede sacar fotos ni videos.

Catacumbas de Roma

Qué ver en las Catacumbas de San Calixto

Algunos de los lugares que se destacan son:

La Cripta de los papas: Este es el lugar más sagrado de las catacumbas ya que están sepultados 9 papas, además de obispos, santos mártires y otros dignatarios de la iglesia del Siglo III. Estos lóculos están generalmente tapados con lápidas de mármol con inscripciones en griego.

La cripta de Santa Cecilia, la patrona de la música.

Cecilia era una noble romana que fue martirizada durante las persecuciones del emperador Diocleciano. Estuvo sepultada en las Catacumbas de San Calixto hasta el año 821 cuando sus reliquias se trasladaron a la basílica de Santa Cecilia in Trastevere.

En las catacumbas vas a ver una copia de la escultura cuyo original, de Stefano Maderno, se puede ver en la iglesia.

Los Cubículos de los Sacramentos: A diferencia de los nichos comunes, cerrados con argamasa, las familias adineradas se ubicaban en cubículos que son especialmente importantes por sus pinturas al fresco en paredes y techos.

Corresponden a las primeras imágenes cristianas y representan escenas relacionadas con la Salvación, como el Bautismo y la Eucaristía.

2- Catacumbas de San Sebastiano

Otra de las mejores catacumbas de Roma para visitar son las de San Sebastiano que están también en la Via Appia Antica 136, muy cerca de las de San Calixto.

Cómo llegar a las Catacumbas de San Sebastiano

  • Autobús 118: Desde el Coliseo o Circo Máximo hasta la parada “Basilica San Sebastiano”.
  • Autobús 218: Desde la Basílica de San Juan de Letrán hasta la parada “Fosse Ardeatine”.
  • Autobús 660: Desde el Arco di Travertino hasta la parada “Basilica San Sebastiano”.

Es también un cementerio subterráneo con una red de galerías con cubículos, lóculos y criptas con frescos.

Se utilizó como lugar de enterramiento desde fines del siglo II y, posteriormente se le dio el nombre del santo mártir que fue enterrado en el año 298.

La llegada del santo mártir favoreció el desarrollo y la notoriedad de estas catacumbas. San Sebastián fue martirizado con flechas por no abandonar sus creencias cristianas en la época del emperador Diocleciano.

Entre los frescos vas a encontrar los realizados en el siglo IV con escenas de la vida del santo.

El recorrido se hace también con visita guiada, todos los días a las 10.45, 12, 13.15 y 15 hs. Cierra durante el mes de diciembre.

La entrada también la podés comprar online.

Catacumbas de Roma

3- Catacumbas de Domitila

Las catacumbas de Domitilla son una de las más grandes de Roma y están también cerca de las de San Calixto y San Sebastiano, en la Via delle Sette Chiese 282.

Cómo llegar a las Catacumbas de Domitila

  • Autobús 714: desde Termini hasta la estación Piazza dei Navigatori, luego seguir a la izquierda hasta la Via delle Sette Chiese.
  • Autobús 30 o 160: desde Piazza Venezia hasta la estación Piazza dei Naviagatori y continuar como el anterior.

Es la única de las catacumbas que tiene una basílica semi-subterránea de fines del siglo IV dedicada a los mártires Nereo y Aquileo, y cuatro niveles con lóculos. El nombre proviene de la noble Flavia Domitilla que donó esta área a la comunidad cristiana.

Una de las partes más destacadas de estas catacumbas es El hipogeo de los “Flavios”, con una galería de sarcófagos y paredes decoradas con frescos.

El recorrido se hace también con visita guiada de 9 a 12 horas y de 14 a 17 hs. Martes cerrado. Las entradas se pueden comprar online.

Las mejores catacumbas de Roma

4- Catacumbas de Priscilla

Las Catacumbas de Priscilla están en otra zona de Roma, en la Via Salaria 430.

Cómo llegar a las Catacumbas de Priscilla

  • Autobús 310 (dirección Piazza Vescovio) hasta la parada “Priscilla”.
  • Autobús 92 (dirección Marliana) hasta la parada “Priscilla”.
  • Autobús 63 (dirección Rossellini) hasta la parada “Priscilla”

El recorrido se hace mediante una visita guiada, de 9 a 12 horas y de 14 a 17 horas. Cierra los lunes y también durante el mes de agosto.

La visita guiada en español se hace generalmente de viernes a domingo y es con reserva obligatoria.

Las catacumbas de Priscilla son similares a las anteriores y se destacan especialmente la gran cantidad de representaciones cristianas.

Entre los lugares de visita se destaca el hipogeo de la familia aristocrática de los Acilios. 

El Cubículo del velo tiene la pintura de una mujer con velo con los brazos en alto en actitud orante. También están representados El Buen Pastor, Jonás saliendo de la boca de la ballenaEl sacrificio de Isaac Los tres jovenes en el horno de Babilonia. Estas escenas están en relación con la Resurrección y la idea de Salvación.

En uno de los nichos, junto al Buen Pastor, está la que se considera la primera representación de la Virgen María con el Niño, probablemente realizada a fines del siglo II o principios del III.

La Capilla griega, llamada «La Capilla Sixtina del Paleocristiano» tiene inscripciones en griego pintadas en el techo, pinturas y estucos de estilo pompeyano. Se cree que en esta sala se hacían los ágapes o banquetes en honor a los muertos. Hay representados episodios del Antiguo y del Nuevo Testamento.

5- Necrópolis vaticana

Si bien no es una catacumba como las anteriores, la necrópolis vaticana es parte del entramado subterráneo de Roma que se puede visitar.

Debajo de la Basílica de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano, se encuentra esta necrópolis que data de la época de la Roma Imperial. Originalmente no eran catacumbas subterráneas sino un cementerio abierto de los siglos III y IV.

Además de las tumbas imperiales, el lugar se destaca como probable lugar de enterramiento de San Pedro. La necrópolis estaba ubicada junto al circo de Calígula, que fue concluido por Nerón. En este lugar se cree que fue martirizado San Pedro en el año 64 y enterrado en la necrópolis.

Cuando el emperador Constantino construyó la primera basílica de San Pedro, lo hizo sobre la necrópolis conservando la tumba de San Pedro. En la basílica actual sobre esta tumba se ubica el baldaquino de Bernini que, además, está en eje con la cúpula.

La necrópolis con los mausoleos de la Antigüedad fue redescubierta en el siglo XX cuando se hicieron excavaciones en busca de la tumba de San Pedro.

La visita guiada se hace solo con reserva previa en Ufficio Scavi y, lo mejor es hacerla con bastante tiempo de anticipación porque se hace con grupos muy reducidos.

 

 

Estas son las mejores catacumbas de Roma que podés visitar. Mirá el recorrido completo por Roma en 4 días.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá un comentario
Por favor, introducí tu nombre acá