Imprescindibles de Buenos Aires: De Plaza de Mayo al Congreso

405

La ciudad de Buenos Aires es bastante grande por lo cual, para poder conocerla mejor, lo más conveniente es dividirla por sectores y enfocarte en cada zona en particular. Uno de estos recorridos es el que va desde la Plaza de Mayo hasta la Plaza de los Dos Congresos pasando por la mítica Avenida de Mayo. Por eso, para que puedas organizar mejor tu visita por la capital argentina, acá vas a encontrar 5 imprescindibles de Buenos Aires.

La caminata desde la Plaza de Mayo hasta el Congreso es de aproximadamente 30 minutos. A lo largo de ese camino vas a poder visitar nuestros imprescindibles de Buenos Aires.

5 Imprescindibles de Buenos Aires

La Plaza de Mayo

El recorrido comienza por la Plaza de Mayo, epicentro de Buenos Aires.

A partir de este lugar surgió la ciudad cuando fue fundada por segunda vez por Juan de Garay en 1580. La primera vez la fundó Pedro de Mendoza en las barrancas del actual Parque Lezama, en 1536.

Su nombre hace referencia a la Revolución del 25 de Mayo de 1810, cuando comenzaron en éste mismo lugar, los reclamos para lograr la Independencia de España.

Pirámide de Mayo

En el centro de la plaza está la Pirámide de Mayo.

Imprescindibles de Buenos Aires

Fue el primer monumento de la ciudad, construido para conmemorar el primer aniversario de la Revolución, en 1811. Es uno de los imprescindibles de Buenos Aires que tenés que conocer.

Pero no es ésa la pirámide actual. Muchas veces se intentó destruir la pirámide de 1811 porque no la veían muy estética. Finalmente se decidió construir una nueva, pero incluyendo a la original, que permanece en su interior. Se la llevó al lugar donde está actualmente y se incluyó también la estatua de la Libertad que corona la pirámide.

La plaza fue varias veces remodelada.

Desde la colonia está plaza constituye el lugar elegido para celebraciones y fiestas, pero también para reclamos y protestas.

El 17 de octubre de 1945, por ejemplo, fue el escenario de una emblemática reunión obrero-sindical para pedir la liberación del entonces coronel Juan Domingo Peron. Y el 16 de Junio de 1955, fue centro de un bombardeo para destituirlo, ya como presidente.

Desde el 30 de abril de 1977, las Madres de Plaza de Mayo se reúnen cada jueves y caminan alrededor de la Pirámide de Mayo con fotos de sus hijos desaparecidos. En el suelo vas a ver los pañuelos blancos pintados sobre el pavimento.

Además de recorrer la plaza, acá están tres de los imprescindibles de Buenos Aires. La Casa Rosada, el Cabildo y la Catedral Metropolitana.

1- Casa Rosada

Otro de los imprescindibles de Buenos Aires es la Casa Rosada o Casa de Gobierno. El nombre se refiere al color elegido para pintar la fachada.

El color rosado proviene de la fusión del rojo punzó de los Federales y el blanco de los Unitarios. De esta manera el rosa representaría la unión simbólica de los dos partidos que protagonizaron las guerras civiles de la primera mitad del siglo XIX.

Imprescindibles de Buenos Aires

Está ubicada en el lugar donde antiguamente estaban el Fuerte de Buenos Aires y la Aduana Nueva o de Taylor.

El origen de la actual Casa de Gobierno comenzó en 1873 con la construcción del Edificio de Correos y Telégrafos.

Posteriormente se construyó el Palacio de Gobierno, un edificio igual al de Correos y Telégrafos. Ambos se unieron en 1886 mediante el pórtico que dio forma al edificio actual.

El interior de la Casa Rosada se puede recorrer en una visita guiada reservando turno con al menos 15 días de anticipación.

También podés visitar el museo donde vas a ver los restos de los edificios de la Aduana y el Fuerte, que se encontraban previamente en el lugar. También podés ver la pintura mural de David Alfaro Siqueiros realizada en 1933.

2- Cabildo

El Cabildo es un edificio emblemático y uno de los 5 imprescindibles de Buenos Aires. Sin embargo, el que ves actualmente es solo una parte de lo que era originalmente.

Imprescindibles de Buenos Aires

Ya desde la Segunda Fundación de Buenos Aires tenía asignado el espacio para su ubicación. Su construcción finalizó en 1610 pero se siguió remodelando durante 200 años más.

Funcionó como Cabildo Colonial y fue el escenario principal de la Revolución de Mayo de 1810. Son famosas las estampas donde se representa al pueblo con paraguas frente al edificio del cabildo.

Con la apertura de la Avenida de Mayo fue parcialmente demolido. En ese momento se quitaron 3 arcos del lado norte.

Posteriormente se quitaron 3 arcos del lado sur para la construcción de la diagonal Julio A. Roca.

En el interior podés visitar el Museo Nacional del Cabildo de Buenos Aires y de la Revolución de Mayo. Además de conocer el edificio por dentro, hay exposiciones sobre distintas temáticas históricas.

3- Catedral Metropolitana

El tercer edificio de los 5 imprescindibles de Buenos Aires es la Catedral Metropolitana.

El principal templo católico está frente a la Plaza de Mayo en el mismo sitio asignado por Juan de Garay al fundar la ciudad en 1580.

Imprescindibles de Buenos Aires

Desde la primera iglesia -una capilla de adobe-, el edificio fue modificado seis veces hasta llegar a la versión actual.

Esta última etapa se inició en 1752 y finalizó recién en 1911. Esto hizo que se combinaran distintos estilos, especialmente tomados de Europa.

La fachada neo-clásica, con columnas y frontón, la hace más parecida a un templo clásico que a una catedral católica. Para realizarla, los arquitectos se basaron en edificios europeos. Entre ellos se mencionan a la iglesia de la Madeleine de París y al Palacio Bourbon, también de la capital francesa.

En el interior de la Catedral se destaca el Retablo Mayor, barroco. Y anexo a la catedral, el Mausoleo del General José de San Martín.

Mausoleo del General José de San Martín

La inclusión de los restos del Libertador de América en la Catedral generó controversias, ya que San Martín era Masón y la iglesia no permitía su ingreso a un espacio consagrado. Pero finalmente llegaron a un acuerdo y se construyó el mausoleo fuera de los límites de la catedral, en la Capilla Nuestra Señora de la Paz.

El Mausoleo del General José de San Martín está permanentemente custodiado por dos granaderos.

Cada dos horas (entre las 9 y las 17 hs.) podés ver el cambio de guardia. Es una visita que no te podés perder cuando recorras los imprescindibles de Buenos Aires.

 

La Avenida de Mayo

Saliendo de Plaza de Mayo te recomendamos continuar la visita por la Avenida de Mayo.

Fue el primer boulevard de Buenos Aires, inspirado en los grandes boulevards parisinos, y la primera avenida de Argentina y de Sudamérica.

También se construyó la línea A de subtes, la primera de Latinoamérica.

Se abrió en el siglo XIX, para lo cual se debió derrumbar parte del edificio del Cabildo y algunas casas de la alta burguesía de la zona.

Recorriendo esta avenida vas a encontrar muchos edificios.

Entre ellos el Palacio Paz, el Café Tortoni, el teatro Avenida.

Cruzando la Avenida 9 de Julio, sobre el Ministerio de Obras Públicas (el único edificio que no fue desplazado en la traza de la avenida) vas a ver los rostros de Evita.

También están el Monumento al Quijote y el famoso Obelisco, en la intersección con la Avenida Corrientes.

4- Palacio Barolo

Otro de los 5 imprescindibles de Buenos Aires es el Palacio Barolo.

Es un edificio de oficinas construido a principios del siglo XX.

Pero lo más interesante es que su construcción está basada en la Divina Comedia de Dante Alighieri.

El edificio está dividido en tres sectores: el infierno, el purgatorio y el cielo. El resto de los elementos arquitectónicos enfatizan las referencias con la literatura. Por ejemplo las 9 bóvedas de acceso se identifican con los 9 círculos del infierno.

Estilísticamente se reunieron elementos de la arquitectura neo-románica, neo-gótica y se culminó con una cúpula de estilo indio. Estos estilos tomados del pasado europeo se unieron a la construcción moderna, proveniente de Estados Unidos.

La altura del edificio llega a los 100 metros y termina con un faro giratorio que hace que se distinga desde Uruguay.

También en Uruguay hay un edificio similar al Palacio Barolo: el Palacio Salvo, ubicado en la Plaza Independecia, en Montevideo.

La cúpula, tomada de un templo Hindú dedicado al amor, representa simbólicamente la unión de Dante y Beatrice, los protagonistas de la Divina Comedia.

Si querés conocer este edificio por dentro, podés hacer una visita guiada.

Plaza del Congreso

La Plaza del Congreso fue diseñada por el paisajista francés Carlos Thays, e incluye esculturas y jardines de estilo francés.

Su construcción finalizó en 1910 para los festejos del Primer Centenario de la Revolución de Mayo.

En esta plaza se encuentra la fuente Monumento a los Dos Congresos realizada en Bélgica en conmemoración de la Asamblea del año XIII y al Congreso de Tucumán.

5- Congreso

El edificio principal y el quinto de los 5 imprescindibles de Buenos Aires es el Palacio del Congreso.

Fue construido para albergar al Poder Legislativo.

Es así que el Palacio del Congreso conforma uno de los extremos del eje cívico de Buenos Aires.

Este se une -por medio de la Avenida de Mayo-, con la Casa de Gobierno y el Cabildo, en el otro extremo.

De este edificio, de estilo ecléctico, resalta la enorme cúpula de 80 metros de altura, con el característico color verde del metal oxidado. Es el segundo palacio de congresos mas grande del mundo, después del parlamento inglés.

Anexa a la Plaza del Congreso está la plaza Mariano Moreno.

En esta plaza vas a ver el Monolito que simboliza el Kilómetro Cero. Es decir, el punto de partida de la red de carreteras de Argentina. El monolito tiene forma de cubo con sus cuatro lados apuntando hacia los cuatro puntos cardinales.

El Pensador de Rodin

También en esta plaza se ubicó una de las copias de “El Pensador” de Auguste Rodin.

La obra llegó de París en 1907, después de las gestiones del primer director del Museo de Bellas Artes de Buenos Aires, Eduardo Schiaffino. Se exhibió por primera vez en los festejos del Primer Centenario de la Revolución de Mayo.

Si bien es una copia, la fundición en bronce se realizó directamente del molde original de Rodin, con la firma del artista francés. Esta práctica de realizar varias copias de un mismo molde era algo habitual en la obra de Rodin.

El pensador de Buenos Aires se destaca sobre el fondo de la cúpula del Congreso, igual que la escultura de El Pensador de París -en Museo Rodin– lo hace con la cúpula de Les Invalides.

Con esto terminamos los 5 imprescindibles de Buenos Aires.